aprender-ingles-escuchando

Aprender inglés escuchando: ¡ponte los cascos y presta atención!

Unnerstandin’English’skindahardsometimes, yaknowhaddamean?

¿Lo has entendido?

No, no es ese nombre tan largo de una ciudad de Gales.

Es solo la manera en la que los ingleses nativos pueden decir la frase “Understanding English is kind of hard sometimes, you know what I mean?” (“Entender inglés puede ser difícil a veces, ¿sabes a lo que me refiero?”) 

Si no lo entendiste a la primera, no te preocupes. Muchos estudiantes tienen dificultades para entender a los nativos. Bueno, hablar…

Esto se debe a que los nativos pronuncian una secuencia continua de sonidos llamado lenguaje fluido (connected speech), donde algunas palabras se pierden.

Además la gente habla sobre muchos temas diferentes. A menos que estén directamente relacionados con tus intereses, algunos temas de conversación pueden ser muy específicos y poco comunes.

Ni los mejores libros para aprender inglés pueden prepararte para todos los temas posibles del mundo y para todas las formas en que la gente habla.

Por suerte para ti, estoy aquí para ayudarte a ver formas con las que puedes aprender inglés escuchando auténticos materiales y recursos en inglés.

Primero indagaremos en la importancia de escuchar, después compartiremos algunos consejos para practicar la destreza auditiva de forma efectiva. Para resumir las cosas, veremos cómo poner en marcha estos consejos con diferentes recursos (como nativos, podcasts, audiolibros, series de televisión y películas).

Aprender inglés escuchando: mejora tus destrezas auditivas

Learn a foreign language with videos

La importancia de aprender inglés escuchando

Estudios demuestran que escuchar es la competencia más utilizada de los estudiantes. Escuchar es importante, no solo para la comunicación, sino que también juega un papel importante en el aprendizaje.

Según estos estudios, escuchar es básicamente cómo obtienes, y aprendes, nueva información. Ya estés en clase o no, escuchar acapara más tiempo comunicativo al día que otras formas de comunicación verbal.

Si escuchar está presente en las vidas de los estudiantes durante todos los niveles del desarrollo educativo, ¿por qué tiene que ser diferente para aprender un idioma? Trabajar tus destrezas auditivas debe formar parte del esfuerzo de aprender inglés.

Pero antes de empezar a aprender inglés escuchando, tienes que estar seguro de que sabes escuchar de forma efectiva.

Escuchar de forma efectiva es algo que muy pocos sabemos hacer. No es que sea difícil, es que la mayoría nunca desarrollamos el hábito que nos convertiría en unos buenos oyentes.

Mientras desarrollas las habilidades necesarias para escuchar de manera efectiva, el feedback que recibirás durante tu participación como oyente de idiomas te ayudará a corregir errores y aumentará tu motivación para seguir aprendiendo, al igual que te ayudará a tener más confianza para utilizar el idioma.

Cómo aprender inglés escuchando de forma efectiva: 6 consejos rápidos que tienes que saber

Lo has escuchado en televisión y lo has leído en todas las páginas de idiomas: “Esta Es la Mejor Forma de Aprender Inglés”.

¡Atención spoiler! ¡En este artículo aprenderás que no existe una manera perfecta! Lo que importa es que escojas un plan, empieces lo antes posible y vayas haciendo ajustes durante el camino.

Hay otra cosa más que debes saber sobre la “mejor” forma de aprender inglés:

El plan perfecto es aquel que sigues hasta el final.

¡Los mejores métodos o cursos no sirven de nada si no los terminas!

Aquí tienes seis consejos que te ayudarán a aprender inglés escuchando de forma efectiva.

Consejo 1: elige diferentes materiales auditivos

No escuches el mismo tipo de inglés todo el rato.

No escuches solo las noticias, o veas los mismos programas de televisión una y otra vez. Escucha diferentes situaciones y temas.

Mientras encuentres un recurso que te guste y mantenga tu aprendizaje en línea con tus objetivos e intereses, tienes todo mi apoyo.

Consejo 2: comienza con una mentalidad positiva

Lo primero que tienes que aprender es que tienes que escuchar de manera optimista. ¿Por qué? Tienes que creer de verdad que puedes escuchar y entender lo que dice la gente.

Ya sé que escuchar puede ser muy difícil, sobre todo con hablantes que tienen mucho acento o hablan muy rápido. ¡Pero esto ya lo has hecho antes! Aprendiste a escuchar y a entender y a hablar un idioma cuando eras un bebé ¿Por qué debería ser diferente ahora que ya has crecido? Si escuchas con una mente positiva, verás que no es imposible.

Si no crees que puedes escuchar y entender lo que dice la gente, en palabras del Jedi Master Yoda de “Star Wars”: “Por eso fracasas”.

¿Te está costando? Céntrate en escuchar de forma activa. Cuando la gente hable, no te centres en lo que vas a decir o contestar, no intentes traducir lo que están diciendo, no analices la estructura gramatical de las oraciones… solo escucha.

Consejo 3: comienza prediciendo el contenido

Haz como si estuvieras escuchando la radio.

Escuchas un helicóptero de fondo, y alguien está diciendo los nombres de las calles, carreteras y avenidas, y hablan de cuántos vehículos hay en ese momento en esas carreteras.

¿Sobre qué crees que están hablando? Seguramente estés escuchando la situación del tráfico.

Después puedes escuchar palabras como “bottleneck” (“embotellamiento”), “traffic jam” (“tráfico”) y “rush hour” (“hora punta”). Probablemente también escuches el uso del imperativo: “Don’t take the highway” (“No cojan la autovía”) o “Avoid 4th Avenue” (“Eviten la 4ª avenida”).

Puedes precedir las palabras e incluso el estilo del lenguaje basándote en el contexto. ¡Eso es ir un paso por delante!

A no ser que no sepas nada, como Jon Nieve de “Juego de Tronos”, lo que ya sabes del mundo te ayudará a predecir la información que probablemente escuches. Cuando predices el tema de una conversación, todo este conocimiento y vocabulario relacionado almacenado en tu cerebro, te ayudará a entender mejor lo que estés escuchando.

La próxima vez que veas o escuches un programa de televisión o de radio, ponlo en pausa cada pocas frases. Intenta predecir lo que va a pasar o lo que el locutor puede decir.

Por ejemplo, las palabras “avenue”, “vehicle”, “jam”, “bottle” y “neck” tienen sus propios significados por separado, pero cuando los escuchas juntos, forman el contexto de una conversación relacionada con el tráfico.

Una buena manera de practicar esto es creando mapas mentales. Cuando aprendas nuevas palabras, intenta agruparlas con otras palabras utilizadas en un contexto parecido.

Consejo 4: céntrate en las ideas principales

Al principio debes resistir el impulso de intentar entender cada palabra que dice la gente. Es más importante seguir la conversación e intentar entender las ideas principales.

El inglés es como una carretera y, como cualquier carretera, hay letreros (“signposts”), palabras que nos ayudan a seguir la secuencia de lo que está pasando. En este caso nos ayudan a entender lo que estamos escuchando. Estas ideas unen otras ideas y nos ayudan a entender lo que está diciendo la gente. Son sobre todo importantes en charlas o presentaciones.

Por ejemplo, si un profesor de universidad que está dando una conferencia dice: “I will talk about three reasons supporting…” (“Hablaré de tres razones que apoyan…”) estate atento de expresiones como “first of all” (“lo primero de todo”), “moving on to” (“continuemos con”), y “in summary” (“en resumen”), que unen ideas e indican las siguientes partes de la conferencia.

Fíjate en palabras clave para pillar las partes más relevantes de la conversación. Cuando te relajes y te centres en entender la idea principal, tendrás la libertad de completar tu entendimiento con detalles y resolver dudas con preguntas.

Consejo 5: céntrate en los detalles más tarde

Después de que te hayas centrado en la idea principal, busca ahora detalles específicos que te ayudarán a entender todo mejor.

Cuando escuchas los detalles, te estás interesando por información específica, como un nombre o un número. Ignora todo lo demás que no suene relevante a lo que estás escuchando. De esta forma, podrás centrarte y obtener los detalles necesarios para entender el mensaje.

Por ejemplo, si te interesa saber la edad de una persona, presta atención a cualquier palabra relacionada con la edad como “old”, “years”, “born in” o incluso un número, que sería la edad de esa persona.

Una manera genial de practicar esto es decidir qué tipo de información detallada quieres practicar y después escucha programas de radio donde encontrarás esta información.

Digamos, por ejemplo, que quieres practicar para escuchar detalles sobre el tiempo. Podrías escuchar las noticias del tiempo y centrarte en los nombres de las ciudades y las temperaturas que hay en cada una.

También puedes centrarte en otros tipos de detalles. En vez de escuchar las palabras, centrate solo en la entonación o en el acento.

La entonación es una parte muy importante del discurso en la que normalmente no nos centramos. Si te interesa tener una entonación más natural, préstale atención.

De forma similar, intenta centrarte solo en el acento. Cuando utilizas mal los acentos, los angloparlantes pueden costarles entenderte. Puede incluso cambiar el significado de lo que estás diciendo. Por eso todo el mundo debería invertir tiempo en centrarse en esto.

Consejo 6: aclara y repite

Por último, la mejor forma de aprender inglés escuchando de forma efectiva es escuchando inglés tanto como puedas.

No hay poción mágica pero deberías escuchar cosas que te interesen. Si no, te resultará difícil continuar. Te aburrirás y lo acabarás dejando.

Puedes aprovecharte de la técnica del repaso espaciado para mejorar tus destrezas auditivas. Escuchar la misma cosa hará que lo escuches con más atención. Cuando escuches nuevo vocabulario por primera vez, repítelo varias veces. Vuelve más tarde ese mismo día para practicar de nuevo. Repítelo de nuevo al día siguiente. Vuelve a hacerlo en una semana. Y en un mes después. Lo que hayas aprendido debe estar ya metido en tu cerebro.

Ahora que ya sabes las diferentes formas de aprender y escuchar de forma efectiva, veamos cómo y dónde puedes aprender inglés escuchando diferentes materiales.

10 Soluciones para Aprender Inglés Escuchando

Solución #1: disfruta de alguna serie de televisión en inglés

Ve alguna serie en inglés que te guste. De principio a fin. Sigue el argumento, la trama y todos los personajes. ¿No sabes qué ver? No te preocupes. FluentU tiene la solución.

¿Cómo ayuda esto? Ver una serie de televisión es una manera genial de practicar durante un tiempo prolongado. Si te gusta la serie, no te costará pasar horas y horas viéndolo, escuchando inglés continuamente.

¿Qué debes hacer? Elige una escena concreta o alguna parte de la serie y repítela línea por línea. Intenta ajustar el tono, la velocidad y el acento.

Solución #2: escucha la radio de fondo

¿Cómo ayuda esto? Trabajas, vas en autobús, haces ejercicio, cocinas, esperas en la cola. También podrías estar aprendiendo inglés mientras haces cualquiera de estas actividades. Busca una emisora de radio (aquí tienes algunas recomendaciones) y ponte los cascos para escuchar la radio de fondo mientras haces otras actividades.

¿Qué debes hacer? Puedes elegir diferentes emisoras de radio y centrarte en escuchar los diferentes dialectos y acentos de angloparlantes de todo el mundo, al igual que el acento o la entonación.

Solución #3: escucha YouTube

Visita YouTube. Busca un vídeo interesante en inglés. Venga, te ayudo: hemos elegido algunos canales que te ayudarán a aprender inglés en YouTube.

Baja el volumen para que te resulte difícil escucharlo, así te obligarás a centrarte. Intenta adivinar lo que están diciendo.

Adelante, en serio. Te espero aquí.

¿Cómo ayuda esto? Normalmente no puedes controlar lo alto que habla la gente. Practicar tu comprensión auditiva para estas situaciones difíciles es una gran manera de mejorar tus habilidades.

¿Qué debes hacer? ¡Desafíate a ti mismo! Escucha un vídeo de YouTube con el volumen bajo. Anota las palabras o frases que entiendas. Vuelve a ver el vídeo, utiliza subtítulos, ¡y comprueba cuántas palabras acertaste!

Solución #4: Escucha mientras lees

Hay muchas páginas web como elllolas charlas TED donde puedes escuchar conversaciones o charlas mientras lees las transcripciones incluidas en la misma página.

¿Cómo ayuda esto? Escuchar mientras lees transcripciones te ayuda a comparar lo que lees a cómo suena en realidad. Verás que la mayoría de angloparlantes suelen pronunciar palabras de forma muy diferente a lo que crees que has escuchado. Si has aprendido casi todo a través de leer o de estar en clase, puede que te confunda la diferencia en la pronunciación de las palabras en la vida real. Escuchar mientras lees te ayuda a relacionar lo que esperas escuchar con lo que en realidad se dice.

¿Qué debes hacer? Vista alguna de las páginas web arriba mencionadas. Elige una conversación o charla que te parezca interesante y lee la transcripción antes de escucharlo. Escúchala de nuevo mientras lees la transcripción, fíjate en cómo suenan las palabras.

Solución #5: escucha todos los episodios de un podcast

Descarga todos los episodios de un podcast e intenta escuchar al menos uno al día hasta que los escuches todos.

Antes de que digas que “nadie tiene tiempo para eso”, déjame decirte que puedes escucharlo mientras esperas al autobús, mientras vas al trabajo, mientras esperas en la cola, mientras estás en el tráfico, mientras esperas que el agua hierva o mientras estás en la sala de espera de tu médico.

Puedes convertir estos pequeños momentos de tu día, que de otra forma son un conjunto de tiempo poco productivo, en otra oportunidad para aprender inglés.

Si no tienes ni idea de por dónde empezar, deberías echar un vistazo a esta increíble lista de podcasts para estudiantes de inglés.

¿Cómo ayuda esto? Además de desarrollar un hábito positivo que hace que el inglés forme parte de tu día, también empezarás a entender los hábitos del discurso de una persona cuando les escuchas durante un tiempo prolongado. También empezarás a querer nuevos episodios, ¡o al menos deberías si has elegido un podcast interesante!

Dependiendo de lo que estés escuchando, algunos hablantes tienen ciertos hábitos que puedes pillar, detectar o evitar a propósito.

¿Qué debes hacer? Puede que escuches a alguien decir “you know” y “like” entre una idea y otra. Estas “palabras de relleno” son un hábito del discurso que mucha gente tiene, pero no es necesariamente un hábito bueno. Puedes trabajar en eliminarlas de tu vocabulario para que la gente se centre solo en tu mensaje. Puede ser difícil, pero con la práctica y siendo constante, puedes conseguirlo.

Solución #6: escucha conferencias y charlas universitarias

Si estás yendo a una universidad donde se hable inglés, te estás preparando para ir a una o simplemente quieres mejorar tus destrezas auditivas en el campo académico, esta solución es para ti. Algunas páginas web como edX ofrecen conferencias de algunas de las mejores universidades del mundo, disponibles gratis para cualquiera que quiera aprender.

Conseguirás tener éxito en los cursos universitarios mientras mejoras tus destrezas de comprensión auditiva. Practicarás escuchando conferencias. También mejorarás en las tareas comunes de la universidad, como en los debates de clase y en las presentaciones.

¡Y sin arruinarte!

¿Cómo ayuda esto? Las conferencias de la universidad utilizan un vocabulario específico sobre las diferentes asignaturas académicas, dependiendo de tus intereses o de la profesión que te interese.

Si vas en serio con tu búsqueda académica, necesitarás aprender los diferentes tipos de conversación en el entorno académico. Necesitarás aprender estrategias que te ayuden a entender lo que quieren decir otras personas y expresarte de forma efectiva. Esto puede ser difícil pero es una gran oportunidad de practicar y mejorar tus habilidades auditivas.

¿Qué debes hacer? Elige una conferencia del campo académico al que pertenezcas o cualquier tema que te interese. Mientras escuchas la conferencia o seminario, hazlo de forma activa, tomando notas o haciéndote preguntas sobre el tema de la conferencia, como si estuvieras asistiendo a la conferencia de verdad.

Solución #7: escucha audiolibros

Puede que no puedas acceder a muchos libros de inglés. Y si puedes, puede que no tengas tiempo de sentarte a leer. Vivimos en un mundo muy ocupado. ¿Qué pasa si estás leyendo un libro en inglés pero no estás seguro de que estés pronunciando las palabras bien? Entonces, amigo mío, tienes que hacerte con un audiolibro.

Un audiolibro es básicamente una grabación de alguien leyendo un libro. ¡Imagina que tu autor favorito te lee su último libro mientras te enseña inglés! Los audiolibros están por todo Internet, y FluentU ha recopilado algunos sitios donde puedes encontrarlos.

¿Como ayuda esto? Los audiolibros pueden ser un gran recurso de vocabulario porque utilizan una gran variedad de palabras. La gente que lee los libros suelen hablar de forma clara y articulada. Igualmente, los audiolibros son muy entretenidos. Así no tendrás problemas de escucharlos durante horas.

¿Qué debes hacer? Para aprender nuevo vocabulario, céntrate en la pronunciación de palabras que no conozcas. Puedes ponerte a prueba y comprobar lo que has entendido contestando preguntas sobre la historia después de terminar de escucharla.

¡Pero lo que más me gusta hacer es leer a la vez! Consigue una copia física o digital del libro y léelo mientras escuchas. Te resultará más fácil concentrarte en las palabras. Puedes practicar la pronunciación leyendo en alto e intentar compararlo con lo que acabas de escuchar.

Solución #8: escucha canciones

¡Hay muchas formas para aprender inglés escuchando canciones! La mejor parte es que es difícil no pasárselo bien mientras lo haces. De verdad, te aseguro que no te aburrirás aprendiendo inglés con música. Puedes intentar escribir la letra, cantar a la vez (noche de karaoke, ¿eh?), ¡o puedes incluso pasar de la letra y ver cuánto sabes de memoria!

¿Cómo ayuda? ¿Has intentado escuchar una canción de rap en inglés? Escuchar y entender las letras de una canción puede ser algo muy difícil, incluso para los nativos. Pero confía en mi, cuando sepas lo que está diciendo el cantante, se te quedará metido en la cabeza. La próxima vez que la escuches, te acordarás, ¡y puedes incluso cantar a la vez!

¿Qué debes hacer? La música es la manera perfecta de tener más seguridad. No pasa nada si a veces te olvidas de la letra o no entonas bien. Simplemente intenta seguir la música y cantar en alto.

Poco a poco empezarás a memorizar la canción. Estarás listo para cantar sin mirar la letra. Para entonces, verás que tu pronunciación habrá mejorado mucho.

Diviértete cantando sin mirar la letra. Y recuerda, ¡canta como si nadie te escuchara!

Solución #9: escucha y escribe

Como estudiante de inglés, debes centrarte principalmente en convertir los sonidos que escuchas en palabras, y después convertir esas palabras en un mensaje.

Muchos de los ejercicios descritos en este artículo te ayudarán a aprender habilidades auditivas con actividades de comprensión auditiva. Pero escribir lo que escuchas te obliga a descodificar sonidos individuales.

¿Cómo ayuda esto? Transcribir (palabra que significa “escribir”) es una manera divertida de mejorar tus habilidades auditivas. Escuchar y escribir lo que escuchas te ayuda a, no solo aprender nuevo vocabulario, sino a mejorar la pronunciación. Puedes aprender escuchando y escribiendo cada palabra. Puedes aprender nuevas palabras o descubrir cómo se pronuncian ciertas palabras que pensabas que se pronunciaban de otra manera.

¿Qué debes hacer? Hay muchas páginas web donde puedes escuchar audios y escribir cada palabra que escuches. Asegúrate de repetir el audio para escuchar cada oración una y otra vez hasta que hayas transcrito todo.

Solución #10: escúchate a ti mismo

Por último, la décima solución es escucharse a uno mismo. Puede sonar una locura, ¡pero no hay mejor manera de mejorar tu inglés hablado!

¿Cómo ayuda esto? Grabarte y escucharte hablar te ayudará a identificar, comprobar y corregir cualquier error que estés haciendo. Utiliza cualquier recurso que hemos recomendado en este artículo para comparar tu discurso. Puedes encontrar rápidamente problemas en tu forma de hablar y, si continúas escuchándote a ti mismo, verás como mejoras en el habla.

¿Qué debes hacer? Grábate a ti mismo hablando inglés con un ordenador o teléfono. Reprodúcelo y escucha tu propia pronunciación y acento. Corrige cualquier problema que veas e inténtalo de nuevo.

 

¡Y ahí lo tienes! La guía definitiva para aprender inglés escuchando de forma efectiva. Puede ser una tarea abrumadora, pero teniendo una guía y con mucha práctica, cualquiera puede mejorar su comprensión auditiva y aprender inglés escuchando.

Escuchar, como muchas cosas en esta vida, será más fácil si lo practicas. Sigue trabajando, ¡y seguro que lo conseguirás!

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.