practicar-listening-en-ingles

Practicar listening en inglés: escucha, habla y escribe mejor

Quedarte dormido con escuchando la tele o la radio en inglés puede hacer que tengas un sueño en el que hables inglés como un nativo. ¡Puede que incluso te despiertes con un superpoder!

Bueno, no, todavía estamos soñando. No creo que los superpoderes se consigan así de fácil.

Pero quedarse dormido escuchando inglés de fondo es más útil de lo que piensas. De hecho, lo recomendamos como una forma creativa de practicar listening en inglés.

Suena raro, ¿verdad? No te preocupes, te lo explicaremos en breve.

La cosa es que hay muchas formas de practicar listening en inglés de forma que entiendas mejor el idioma y otras habilidades como el speaking y el writing.

Puedes probar a escuchar conversaciones en inglés y audios para mejorar. Y por supuesto que este ejercicio ayuda.

Pero hay otros muchos tipos de ejercicios para practicar listening en inglés que pueden ayudarte. Estate atento de los ejercicios de inmersión que mejorarán tu listening, speaking y writing.

Todo lo que necesitas son un par de orejas, un boli y un cuaderno y un archivo de audio (la capa de superhéroe es opcional).

Learn a foreign language with videos

Audios para practicar listening en inglés

Aquí puedes encontrar archivos de audio y de vídeo en inglés para mejorar el listening en inglés:

Podcasts

Un recurso excelente para practicar listening en inglés es el podcast. Puedes descargar o escuchar en stream episodios individuales sobre muchos temas diferentes buscando en Google podcasts de cualquier tema que te interese.

También puedes prestar atención al acento y tipo de inglés utilizado. Por ejemplo: “You’re Doing it Wrong” es un podcast de la BBC sobre la vida diaria desde un punto de vista británico de una forma única. “This American Life“, por otra parte, cuenta historias sobre vivir en América.

Marca o descarga tus podcasts favoritos y utilízalos para estudiar.

También tienes la opción de suscribirte y escuchar los podcasts en tu móvil. Hay muchas aplicaciones de podcast que te permiten cambiar la velocidad de audio, lo cual es útil para uno de nuestros ejercicios de abajo. Si tienes iPhone, la aplicacion pre-instalada de Podcast app tiene esta función. Para los usuarios de Android, echad un vistazo a CastBox.

Audiolibros

Los audiolibros son también un gran recurso para practicar listening en inglés. Podrás encontrar muchos libros grabados en Audible, que también te permite pasar hacia delante, pausar y aumentar la velocidad del audio si se necesita. Además, desde que Audible es propiedad de Amazon, puedes comprar un libro impreso y el audiolibro juntos para utilizarlo a la vez.

¿No te quieres gastar dinero en un libro? También puedes descargarte audiolibros gratis desde Librivox y OpenCulture.

Vídeos

Los vídeos son uno recurso maravillo para practicar listening en inglés porque te permiten escuchar el audio y ver el contexto de una sola vez.

Podrás encontrar vídeos geniales para escuchar en YouTube (aunque cuidado porque no todos los vídeos de esta plataforma utilizan un inglés correcto) y en FluentUFluentU incluye vídeos del mundo real, como vídeos musicales, tráileres de películas, noticias y charlas inspiradoras, convirtiéndolos en una experiencia de aprendizaje totalmente personalizada. Utiliza los subtítulos incorporados para leer junto con el audio o estudia con flashcards, vocabulario y mucho más para aprovechar al máximo tu práctica de listening. Y lleva FluentU contigo a todos lados con su app para iOS o su app para Android. ¡Demasiado práctico!

10 ejercicios para practicar listening en inglés

1. Escucha de Fondo

Ejercicio:

Puedes realizar este ejercicio la primera vez que escuches un audio.

Dale al play y ponte a hacer otra cosa, como cocinar o salir a andar por el parque (o sí, ¡incluso echarte una siesta!)

Puede que no entiendas nada de lo que escuchas. ¡No te preocupes! Este ejercicio no es para que entiendas el contenido. En vez de eso, céntrate en los sonidos del idioma y deja el audio de fondo mientras tu mente y tu cuerpo están ocupados haciendo otra tarea.

Por qué es útil:

Con los sonidos en inglés de fondo, te estás sumergiendo en el idioma de forma natural. Imagina un bebé creciendo escuchando a sus padres hablar: Poco a poco, el bebé aprende las palabras y las reglas gramaticales sin ninguna educación formal. Sumergiéndote escuchando un audio de fondo hace que aprendas de forma natural igual que ese bebé.

Esta práctica también es útil para familiarizarte con los sonidos y ritmos del inglés. No te estreses si no entiendes algo. Ese no es el objetivo del ejercicio.

Un beneficio extra de esta actividad es que es fácil incorporarlo a tu vida diaria. No tienes que buscar tiempo para ello: Puedes hacerlo cuando quieras.

2. Pon atención a la entonación

Ejercicio:

La entonación es el cambio del tono, cómo de alto o de bajo es un sonido, cuando alguien habla. Los dos patrones principales de la entonación en inglés son descendente (bajar el tono al hacer una oración) y ascendente (aumentar el tono para realizar una pregunta o expresar incredulidad).

Con este ejercicio, dirigirás toda tu atención a los cambios en la entonación del audio. Escucha los puntos donde el tono suba o baje e intenta saber por qué pasa. ¿Está haciendo una pregunta? ¿Qué tipo de sentimiento está intentando expresar?

Por qué es útil:

La entonación es única en cada idioma. ¿Te has dado cuenta de que los chinos suenan muy diferente que, digamos, los italianos aunque no entiendas ninguno de los dos idiomas? Es por la entonación.

Si quieres hablar inglés como un nativo, necesitas dominar la entonación. Escucharla es el primer paso.

3. Presta atención a la acentuación

Ejercicio:

Escucha la acentuación de la palabra. La puedes reconocer por el volumen más alto, tono más alto o longitud de una vocal en una sílaba específica. (Por ejemplo, en la palabra “centipede”, la acentuación está en cen).

Ahora escúchalo otra vez, esta vez buscando la acentuación en cada oración: palabras o frases que tengan un volumen más alto y un ritmo menor que el resto de la oración. (Por ejemplo: “There’s a giant centipede in my bed”).¿Qué palabras están acentuadas? ¿Cómo cambiaría el significado si la acentuación estuviera en una palabra diferente?

Por qué es útil:

Probablemente te hayas encontrado en esta situación: eres incapaz de entender el diálogo de una película, pero cuando echas un vistazo a los subtítulos, ¡te quedas en shock porque conoces todas esas palabras!

La acentuación (especialmente en oraciones) puede hacer que sea difícil entender algunas palabras y pierdas información importante.

Si no estás acostumbrado a la acentuación de palabras en inglés y sus reglas, puede que te cueste entender las conversaciones naturales. También puedes confundir a la gente poniendo la acentuación en el lugar equivocado de una palabra o frase. Practica escuchando la acentuación con este ejercicio y mejorarás no solo el listening, sino todas tus competencias comunicativas.

4. Escucha desde la mitad de la frase

Ejercicio:

Pasa hacia delante el audio y comienza a escuchar a la mitad de la frase.

Intenta adivinar sobre qué va el tema lo más rápido posible. ¿Puedes saber la emoción? ¿Suena como una charla amigable o una discusión acalorada? La entonación y la acentuación son tus pistas.

Por qué es útil:

Este es un ejercicio perfecto para prepararte para las conversaciones de la vida real. En el trabajo, en el colegio y en otros lugares puede ser fácil perderse parte de una conversación por el ruido de fondo. Este ejercicio prevendrá la confusión y te ayudará a saber de qué va la conversación incluso si no te enteraste de (o no entendiste) algo.

Igualmente, si eres capaz de saber de qué va el tema rápidamente, podrás unirte a cualquier conversación en una fiesta en cualquier momento y divertirte.

5. Pon atención a los verbos

Ejercicio:

Escucha un minuto de un audio. (Puedes aumentar el tiempo cuando mejores el nivel de inglés).

Anota cada verbo que escuches.

Pausa el audio e inmediatamente intenta reescribir todas las frases basándote en tu lista de verbos. Haz esto rápidamente mientras tu memoria está fresca.

Escúchalo de nuevo, esta vez pausando después de cada frase. Si tu audio tiene subtítulos, compáralos con tus frases. ¿Cuánto se parece tu versión a la de verdad?

Por qué es útil:

Está práctica de listening con audio de un nivel alto te da la capacidad de coger la información esencial mientras escuchas. Es útil para ir a clases en países de habla inglesa o para trabajar en un entorno donde se hable inglés, ya que ayuda a centrarte en los puntos clave de cada frase.

Mientras escribes, presta atención al papel de los verbos de acción como “to drink” (“beber”) o “tu run” (“correr”), comparados con verbos de enlace como el verbo “to be” (“ser/estar”). Escribir las oraciones de memoria es una gran forma de practicar, y afectará en la elección de palabras a la hora de hablar y escribir.

6. Presta atención a los artículos

Ejercicio:

Escoge un vídeo con subtítulos o un audio con transcripción. Escúchalo una vez sin mirar al texto y otra vez con el texto.

Presta atención a los artículos: “a”, “an”, y “the”.

Cuando lo escuches por segunda vez, haz un círculo o subraya todos los artículos. ¿Cuántas veces se utiliza cada artículo? ¿Qué artículos se utilizan en qué frases? ¿Cómo afecta el significado de la oración según el tipo de artículo utilizado?

Por qué es útil:

Con este ejercicio, te centras en reconocer los sonidos no acentuados. Aunque no tengan significado de verdad, los artículos son una parte esencial del inglés. Los nativos no ponen acentuación en estas pequeñas palabras, pero los usan.

Los artículos están entre los obstáculos más grandes para los estudiantes de inglés, y es difícil saber cuándo utilizarlos y cómo utilizarlos correctamente. Estar atento de sus usos mientras escuchas un audio, te ayudará a entender a cómo usarlos al hablar.

7. Pon atención a diferentes velocidades

Ejercicio:

Utiliza algún software o app para escuchar un audio de corta duración a una velocidad más rapida. Intenta coger tantas palabras como puedas. Recuérdalas o anótalas.

Después, ralentiza el audio y escúchalo de nuevo. ¿Oyes alguna palabra que no escuchaste a velocidad rápida? ¿Cuáles son? Busca cualquier palabra que no conozcas.

Ahora escúchalo por última vez a velocidad normal. ¿Cuánto entiendes? ¿Hay palabras que todavía no pillas? Ralentiza el audio tantas veces como necesites hasta que puedas escuchar y entender cada palabra.

Por qué es útil:

Este ejercicio te demostrará que la velocidad importa. Las palabras que escuchas cuando ralentizas el audio son probablemente sonidos difíciles o sonidos sin acentuación.

Si son sonidos difíciles, puedes pasar un rato entendiéndolos y aprendiéndolos. Si son palabras que conoces, entonces seguramente es que no tengan acentuación. Escucha cómo cambia el significado cuando tienen acentuación y cuando no la tienen, y ajusta la velocidad sabiendo esto.

Y también considera hablar más despacio la próxima vez que intentes decir una palabra difícil.

8. Transcribe el vídeo

Ejercicio:

Escoge un vídeo con subtítulos o un audio con transcripción.

Escúchalo sin mirar al texto y para de vez en cuando para transcribir, o anotar, cada palabra.

Escucha de nuevo el audio hasta que transcribas todo.

Compara tus notas con los subtítulos o transcripciones disponibles.

Por qué es útil:

¿Cometiste algún error al transcribir? ¿Hubo algo que no pudiste anotar? Si alguna palabra te dio problemas, estúdiala.

Presta atención también a la ortografía. Uno de las cosas más difíciles del writing en inglés es que la forma en que una palabra suena no siempre se escribe igual. Este ejercicio te ayudará a reforzar tu ortografía y tus competencias de escritura. También te entrenará para que reconozcas los sonidos que te resulten más difíciles.

9. Practica shadowing 

Ejercicio:

Escucha una frase una y otra vez. Repite las palabras inmediatamente después de que el hablante las diga. A esto se le llama shadowing.

Sigue practicando hasta que tu velocidad y entonación encajen con los del hablante.

Por qué es útil:

Leer a la sombra un audio es uno de los mejores ejercicios para mejorar tus habilidades de listening y speaking a la vez. No solo sacarás partido a la pronunciación sino que adquirirás el ritmo y la velocidad natural del inglés.

Y para un desafío aún mayor, apaga el audio e intenta decir la frase tú solo. Grábate y compáralo con la versión del audio. ¿Se parecen?

10. Escucha con atención

Ejercicio:

Busca un sitio tranquilo y préparate para 15 minutos sin interrupciones. Sin mensajes ni e-mails.

Ponte un audio y céntrate en coger las palabras así como su suso y el significado general del audio.

Toma notas sobre todo que creas que es importante, como cuándo el hablante sube el tono de la voz para implicar que está enfadado o dónde crees que el hablante está siendo sarcástico.

¿Hay palabras que no entiendes completamente o no sabes cómo se escriben? Anótalas también para comprobarlo más tarde. Escucha la velocidad. ¿En qué momento el hablante hace una pausa, habla más despacio o más deprisa? ¿Qué crees que significan esos momentos?

Por qué es útil:

Y por último pero no menos importante, este ejercicio se centra en llevar tus habilidades de listening al siguiente nivel. Entrena tu habilidad para centrar tu atención en las palabras que se dicen, y te beneficiará si vas a ir a una universidad o trabajo donde se hable inglés o simplemente para una conversación del día a día.

Perfeccionar este ejercicio es un gran paso para pasar de escuchar a entender.

 

Ya sea si estamos escuchando con atención o escuchando un audio de fondo, practicar listening en inglés mejora el entendimiento del idioma. Sé creativo e incorpora estos ejercicios a tu estudio para mejorar no solo tus habilidades de listening, sino tus competencias del idioma en general.

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.