comunicacion-eficaz

8 consejos esenciales para una comunicación eficaz en inglés

“¿Huh? ¿Qué? ¿Puedes repetir eso?”

¿Te ha ocurrido antes?

Todos hemos escuchado estas palabras e incluso las hemos dicho.

Sin importar el lugar ni el idioma, en ocasiones hay problemas en la comunicación.

La comunicación es una conexión entre dos o más personas que permite compartir información, y es un aspecto muy importante de la vida personal y laboral. De hecho, a lo largo de tu día te comunicarás con muchas personas.

Los problemas de comunicación no siempre ocurren por tu nivel de inglés. La verdad es que, incluso si tienes un buen nivel, puedes experimentar estos problemas.

¿Por qué? ¡Sigue leyendo para descubrirlo y corregir los problemas más básicos de la comunicación!

Learn a foreign language with videos

¿Cómo lograr una comunicación eficaz en inglés?

Incluso los hablantes nativos de inglés a veces tienen problemas para comunicarse. Los problemas en la comunicación se dan cuando se pierde la conexión entre el hablante y el oyente. En un momento dado, la información se pierde o distorsiona.

Estas son algunas causas:

  • El hablante no se da a entender claramente.
  • El hablante usa un lenguaje que el oyente no entiende.
  • El oyente no entiende al hablante.
  • El oyente no está prestando la atención suficiente al hablante.

Tanto hablantes como oyentes pueden seguir algunos pasos para prevenir estos problemas. Para mejorar tus habilidades comunicativas, todo lo que tienes que hacer es recordar 3 reglas muy importantes y seguir unos cuantos consejos básicos.

Las 3 reglas más importantes de la comunicación

En todos los idiomas existen 3 reglas extremadamente importantes que debes cumplir al comunicarte con otra persona.

  1. Exprésate claramente. Algunas ideas pueden ser difíciles de expresar. Sin embargo, si quieres evitar problemas en la comunicación, es importante que digas exactamente lo que quieres decir. Sé claro y ve directo al grano.
  2. Pregunta. La comunicación es en dos sentidos, lo que quiere decir que no puedes ser la única persona que hable. Para asegurarte de que tu oyente te está entendiendo y prestando atención, haz preguntas. Mira el consejo #5 más adelante para encontrar algunas buenas preguntas.
  3. Escucha. Pero, escucha de verdad. Escucha lo que la otra persona tiene que decir y trata de entenderla.

Sigue estas 3 reglas y podrás comunicarte a la perfección en inglés (y probablemente también en español).

Por supuesto, ya que apenas estás aprendiendo el idioma, quizás tengas otros inconvenientes. No te preocupes. Lee ahora estos consejos para comunicarte mucho mejor en inglés.

8 consejos esenciales para una comunicación clara en inglés

1. Sigue hablando

El problema: Si no te sientes confiado de tu gramática o vocabulario, puedes tener algunos problemas para hablar con fluidez. Sin embargo, si te detienes constantemente, puedes hacer que tu oyente pierda la concentración.

La solución: ¡Aprende frases de relleno!

Las frases de relleno sirven para reemplazar los silencios, de modo que tu conversación no se vea interrumpida. Estas frases y palabras no añaden nada a la conversación, aunque pueden darte algo de tiempo para que pienses lo que tienes que decir.

Algunas frases de relleno son:

  • Um, uh
  • You know… (Sabes…)
  • To be honest… (Para ser honesto…)
  • Actually… (De hecho…)

Aquí puedes encontrar una lista más completa de palabras y frases de relleno.

¡Solo ten cuidado de no excederte! Si usas demasiadas frases de relleno, también tendrás problemas de comunicación. Trata de encontrar un buen equilibrio; no uses más de una frase de relleno por cada dos oraciones. Descubrirás que, con la práctica, podrás usar más fácilmente estas frases.

Pruébalo por tu cuenta: Encuentra un tema del que puedas hablar sin problemas durante algunos minutos (puedes usar uno de los temas de aquí). Grábate a ti mismo hablando en inglés sobre el tema durante algunos minutos. Cuando termines, escucha la grabación.

¿Con qué frecuencia te detienes? ¿Con qué frecuencia usas las frases de relleno? Grábate de nuevo y habla del mismo tema, pero esta vez trata de encontrar un equilibrio entre pausas y frases de relleno.

2. Encuentra un buen ritmo de conversación

El problema: Si hablas demasiado rápido, tus palabras no sonarán correctamente. Por otro lado, si hablas demasiado lento, tendrás problemas para concentrarte.

La solución: Tienes que trabajar en tu ritmo de conversación.

Podrás mejorar considerablemente tu fluidez si encuentras el ritmo de conversación más adecuado. Un buen ritmo te ayuda a mantener la concentración, da el tiempo suficiente para pensar lo que tienes que decir y resulta cómodo para el oyente.

Pruébalo por tu cuenta: Para encontrar el ritmo perfecto, quizás tengas que experimentar un poco. Busca un párrafo corto o incluso una oración. (Puedes usar algunos de estos chistes; ¡ganas puntos extra si los entiendes!).

Di la oración lentamente. Luego, hazlo de nuevo, pero más rápido. Después, hazlo más rápido aún. Cuando llegues a una velocidad que no se sienta bien, retrocede. Repite el ejercicio con algunas frases y pronto descubrirás la velocidad perfecta.

Una vez encuentres la velocidad apropiada, puedes trabajar en el ritmo. Eso quiere decir que tienes que trabajar en el acento y la entonación de tu voz al hablar. Para esta actividad, tienes que seleccionar un vídeo con subtítulos. Te recomendamos que uses los vídeos de la impresionante librería de FluentU, ya que cada uno de ellos tiene subtítulos interactivos.

Elige una oración del vídeo. Reproduce el vídeo para escuchar la frase. Después, reproduce de nuevo y habla con el vídeo. ¡Repite el ejercicio! (Si estás en FluentU, solo debes hacer clic en el botón “Replay” para repetir la oración las veces que quieras). Trata de imitar la velocidad, acentos y sonido del vídeo.

3. Asegúrate de darte a entender

El problema: Ya que existe la barrera del idioma, nunca estás seguro de que los demás te están entendiendo correctamente.

La solución: Simplemente pregunta. Por lo general, simplemente puedes pedirle a la otra persona que repita lo que dijiste para asegurarte de que te estás dando a entender.

Si no quieres sonar grosero, di que estás aprendiendo inglés y que quieres saber si te estás expresando correctamente.

Pruébalo por tu cuenta: Practica esta actividad con otra persona o siempre que tengas la oportunidad de hablar en inglés. Cuando des instrucciones, direcciones o información, di:

  • I want to make sure you got that. Would you mind repeating it? (Quiero asegurarme de que entendiste. ¿Te importaría repetirlo?).
  • I’m not sure if I said that right. Can you please repeat it? (No sé si dije eso correctamente. Por favor, ¿puedes repetirlo?).
  • Can you please run that by me, so I know you got it? (¿Puedes por favor repetirlo, para saber si lo entendiste?)
  • I’d like to be sure I’m expressing myself clearly. Could you please tell me what I’ve just said, so I know we’re on the same page? (Quiero saber si me estoy expresando claramente. ¿Podrías por favor repetir lo que acabo de decir, para saber que nos estamos entendiendo?).

Con este método, puedes saber fácilmente si el oyente te está entendiendo o aclarar cualquier malentendido que exista.

4. Repite lo que escuches

El problema: En ocasiones, no sabes si entendiste correctamente al hablante y no sabes cómo comprobarlo.

La solución: No temas pedirle al hablante que repita lo que dijo. La mayoría de personas accederán sin problemas. Además, es mucho mejor repetir unas cuantas frases que dejar malentendidos. Una manera más efectiva de asegurarte de estar entendiendo es repetir lo que escuches.

Simplemente di en tus propias palabras lo que crees que acabas de escuchar. De esa forma, el hablante tendrá la oportunidad de corregir o confirmar.

Pruébalo por tu cuenta: Puedes practicar con otra persona o en cualquier conversación en inglés. Repite la información al hablante.

Puedes usar frases como:

  • I want to make sure I got that right, … (Quiero asegurarme de haber entendido correctamente…)
  • So let me get this straight, … (Entonces, déjame ver si entendí…)
  • You mean… (Quieres decir…)
  • If I’m understanding you correctly, … (Si te estoy entendiendo correctamente…)

También puedes hacer esta actividad con todo lo que leas o veas. Por ejemplo, después de leer un artículo o ver un programa de televisión, toma un momento para explicar en inglés lo que acabas de entender. Así mejorarás tus habilidades de comprensión y resumen.

5. Haz preguntas aclaratorias

El problema: Simplemente no estás entendiendo nada.

La solución: En ocasiones, no entiendes la información suficiente como para repetir. También es posible que solo estés entendiendo una parte del mensaje. En estos casos, puedes hacer preguntas para aclarar los malentendidos o conseguir la información que falta.

Pruébalo por tu cuenta: Las preguntas que hagas dependerán del tipo de conversación que tengas. Una buena actividad es jugar a “Las 20 preguntas” con un amigo.

Tu amigo tiene que pensar en una persona, un lugar o una cosa. Después, tienes que adivinar lo que está pensando con preguntas de “sí” o “no”. Por ejemplo: “¿Es un ser viviente?”, “Le gusta meterse en cajas?”, “Le gusta cazar ratones”, etc.

También puedes hacer esta actividad cuando leas artículos en Internet. Mientras lees, pregúntate a ti mismo sobre cosas que no entiendas. Por ejemplo, para este artículo, quizás te preguntes: “¿Cuál es el descuento?” o “¿Cuánto desecha Starbucks en vez de reciclar?”. Estas preguntas mejorarán tus habilidades comunicativas y comprensivas, y en general, te ayudarán a entender mejor el mundo que te rodea.

6. Presta atención a tu lenguaje corporal

El problema: Dices algo, pero tu cuerpo da a entender algo distinto.

La solución: Quizás ya lo sepas, pero tu cuerpo habla tan fuerte como tu voz. La manera en la que te sientas y mueves las manos, e incluso la dirección en la que mires puede cambiar el significado de tus palabras.

Por ejemplo, si le dices a otra persona que te encantaría almorzar con ella, pero tienes los brazos cruzados y una mueca en la boca, lo más probable es que des a entender que en realidad no quieres hacerlo. Si sientes nervios al hablar en inglés, es probable que muestres lenguaje corporal negativo. ¡Y eso puede ser un problema! Por lo tanto, es importante que te relajes.

Los hablantes nativos de inglés consideran que la mayor parte del lenguaje corporal es intuitivo, es decir, se hace de forma inconsciente. Sin embargo, no todo el lenguaje corporal es universal. Los gestos y expresiones no significan lo mismo en todas las culturas. (¡Tienes que aprender algunas cosas!).

Ten en cuenta estos puntos cuando estés hablando en inglés:

  • No hagas gestos con las manos. Por ejemplo, mostrar tu dedo medio se considera como un gesto ofensivo. De igual forma, en el Reino Unido, la señal de la paz (con tus dedos índice y medio) se considera como una grosería, mientras que en Estados Unidos no tiene esa connotación.
  • No obstante, es recomendable que uses tus manos para expresar interés o emoción. Dar un puño a la palma de tu otra mano muestra determinación. Golpear una mesa muestra ira. Cruzar los brazos muestra desinterés.
  • Ten en cuenta que también puedes expresarte con tus dedos. Por ejemplo, puedes contar con ellos. Si estás en los Estados Unidos, tienes que empezar a contar con tu dedo índice. Pero, en otros países de habla inglesa, debes empezar con tu pulgar. También puedes hacer un símbolo de “todo bien” formando una “O” con tu índice y tu pulgar. Existen muchos otros gestos que puedes hacer con tus dedos; ¡simplemente presta atención a lo que hacen los hablantes nativos!
  • Tus piernas pueden tener significado. Si las diriges a la persona con la que hablas, quiere decir que le estás prestando atención. Pero, si las alejas, muestras que estás distraído o poco interesado. Esta clase de lenguaje corporal no es algo que se aprenda, aunque puede dar a entender que no estás prestando atención ni interesado en la conversación.

Además de estos consejos, debes tener en cuenta que el lenguaje corporal depende del lugar donde te encuentres. Observa a otras personas y trata de entender lo que comunican con sus cuerpos. Presta atención al lenguaje corporal de los personajes de la próxima película o programa de televisión que mires. Observa la situación y el estado de ánimo de la persona que habla mientras hace sus gestos.

Pruébalo por tu cuenta: Párate en frente de un espejo y habla. Imagina que estás conversando con otra persona. (Puedes usar los temas de conversación del consejo #1). ¿Qué hacen tus manos? ¿Qué hacen tus piernas? ¿Qué da a entender tu postura? Muévete y prueba diferentes cosas. Presta atención a cómo cambia el significado de tus palabras según tu expresión corporal.

Trata de encontrar una manera de hablar cómodamente y relájate. Cuando tengas una conversación real en inglés, recuerda este ejercicio y no olvides la sensación de tu cuerpo cuando estabas relajado.

Es buena idea que realices este ejercicio también cuando estés sentado. Por ejemplo, descubrirás que es más difícil mover las piernas.

7. Usa el lenguaje apropiado.

El problema: Solo conoces inglés “común”, por lo que no sabes cómo comunicarte con un hablante avanzado o que use jerga.

La solución: Dependiendo de la situación, a veces es más apropiado usar un lenguaje más casual o formal. Según tus metas, lo más probable es que estés aprendiendo a hablar de una de estas dos formas: profesional o casual. Escucha a la otra persona, analiza la situación y trata de usar el tipo correcto de lenguaje.

Si solo sabes inglés común, no te preocupes: la mayoría de las veces, esta clase de inglés sirve perfectamente para darte a entender en cualquier entorno.

Pruébalo por tu cuenta: Independiente del tipo de lenguaje que te interese aprender, es buena idea que empieces a leer al respecto en Internet.

En FluentU podrás encontrar muchos artículos con temas diferentes, tal como esta publicación para aprender inglés profesional o esta otra con frases casuales. Mira aquí todos los artículos para expandir tu vocabulario y conocer algunos consejos para mejorar tu proceso de aprendizaje. Para encontrar temas específicos, busca palabras como: “work,” “professional,” “formal,” “slang,” “casual” o “conversational”.

8. Usa la empatía

El problema: Entiendes las palabras de la otra persona, pero no sabes por qué las dijo o quizás no estás de acuerdo.

La solución. Imagina que odias el frío. Lo mencionas en una conversación y la otra persona dice que le encanta el frío. Sabes que escuchaste correctamente, pero para ti no tiene sentido. En este caso, necesitas usar la empatía.

La empatía es la habilidad de entender los sentimientos de los demás y es una parte importante de la comunicación en cualquier idioma. De igual forma, la empatía es una parte crucial del proceso de escucha. No tienes que simplemente oír a la otra persona, sino entender lo que quiere decir.

Es posible que no estés de acuerdo o que la otra persona no diga exactamente lo que esté pensando, pero es importante que trates de entender su punto de vista. Para usar la empatía, pregúntate a ti mismo qué siente y piensa la otra persona, observa su lenguaje corporal y trata de comprender sus palabras.

Pruébalo por tu cuenta: Las dramatizaciones pueden ayudarte a entender los sentimientos de otras personas. Puedes hacer esta actividad solo o con amigos. Crea dos listas: una con personajes y otra con preguntas como estas. Puedes usar una herramienta de creación de personajes (como esta) o hacer una por tu cuenta. Dale a los personajes rasgos de personalidad que tú no tengas. (Por ejemplo, si eres tímido, crea un personaje extrovertido).

Ahora, elige un personaje y responde las preguntas de la lista desde su punto de vista. Imagina que eres el personaje y responde lo que creas que ese personaje diría. Este ejercicio te ayudará a ver el mundo con otros ojos.

La comunicación es una parte importante de cualquier idioma. Sigue estos consejos y pronto mejorarás tus habilidades comunicativas no solo en inglés, ¡sino también en español!

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.