como-hablar-ingles-con-ninos

Cómo hablar inglés con niños: 6 ideas prácticas para aprender en familia

Si hablas inglés, puedes comunicarte con el 20% de personas en la Tierra.

¡Eso es 1.5 mil millones de personas! 

Eso son nuevos amigos, conexiones y trabajos.

¿Por qué no darles a tus hijos estas increíbles oportunidades comunicativas?

Enseñar inglés a niños es un regalo que se llevarán cuando sean adultos. Ya seas un inglés nativo o estés aprendiendo el idioma, ponte a hablar inglés con tus hijos cuanto antes.

Y te hará feliz saber que enseñar a los niños a hablar inglés desde casa nunca ha sido tan fácil. Hay un mundo entero de diversión con recursos en inglés online para niños, además de multitud de técnicas para toda la familia para aprender un idioma.

¡Aquí tienes nuestras seis favoritas!

Cómo hablar inglés con niños: 6 ideas prácticas para aprender en familia

Learn a foreign language with videos

1. Haz que aprender sea divertido con herramientas online en inglés

La mejor forma de empezar es hacer que aprender inglés sea divertido para que los niños no se den cuenta de que estás intentando enseñarles un nuevo idioma. Las herramientas online en inglés que te enseñamos abajo captarán su atención con animaciones, canciones e historias divertidas.

PBS Kids: Vocabulary Games

cómo-hablar-inglés-con-niños

PBS Kids tiene algunos de los recursos online más creativos para enseñar inglés a niños a través de juegos, canciones y vídeos haciendo que el aprendizaje sea divertido. La web está diseñada para niños ingleses nativos, pero la sección de vocabulario es perfecta para enseñar palabras a estudiantes de inglés.

Tiene juegos de unir, historias interactivas, puzles de palabras y mucho más. Muchos juegos utilizan personajes que tus hijos reconocerán de algunos programas mundialmente conocidos, como “Barrio Sésamo.” Con estos juegos y actividades tan divertidos, es fácil mantener a los niños motivados mientras aprenden.

FluentU

cómo-hablar-inglés-con-niños

FluentU es un programa totalmente único porque enseña inglés a través de vídeos reales que los nativos suelen ver. FluentU incluye canciones divertidas, dibujos, vídeoclips y mucho más en inglés, transformándose en una experiencia única de aprendizaje en inglés.

Cada vídeo incluye subtítulos interactivos. Haz click en cualquier palabra para obtener una definición al instante, ¡además de su pronunciación y una imagen! También hay flashcards y exámenes para ayudarte a ti y a tus hijos a recordar las palabras cuando hayáis acabado de ver el vídeo.

Los vídeos están organizados por género y nivel de aprendizaje para que sea fácil encontrar los que mejor se adapte para tu familia. Por ejemplo, ¡a los niños les encantará este vídeo de la popular serie de televisión “Peppa Pig!”

Y también hay muchos más para ti, desde vídeos de preciosas playas a divertidos anuncios de televisión.

LearnEnglish Kids

cómo-hablar-inglés-con-niños

El British Council ofrece esta web sobre todo a niños que están aprendiendo inglés. Abarca las habilidades básicas del lenguaje como el listening, reading, writing, gramática y vocabulario. Tu familia y tú os divertiréis explorando esta web. ¡Si quieres, puedes irte directamente a divertirte y jugar!

Además, hay muchos materiales para imprimir que puedes utilizar para practicar inglés en casa o cuando te vayas de viaje con la familia.

ESL Games Plus

cómo-hablar-inglés-con-niños

ESL Games Plus ofrece vídeos interactivos online más difíciles y actividades para niños más mayores y adolescentes. Hay muchos juegos interesantes para aprender vocabulario, gramática y pronunciación. Si a tu niño le encanta jugar con el móvil o en la tablet, también hay juegos para móviles que harán que la tecnología se convierta en la herramienta perfecta para aprender.

Puede que a los niños les guste especialmente los juegos de “sentence monkey” para practicar la gramática y la construcción de oraciones.

2. Establece una rutina de inglés en familia

Haz que aprender inglés sea una rutina en tu familia. Elige una hora del día en la que tus hijos estén alerta y sea fácil trabajar con ellos, no cuando estén medio dormidos o con hambre. Ponle un nombre, como “English Time”, que ellos reconozcan y quieran hacerlo todos los días.

Esta será la hora diaria en la que harás actividades o clases o simplemente hablaréis juntos en inglés.

Los más pequeños tienen un tiempo de concentración menor, por tanto dedica unos 10 o 15 minutos por sesión. Ve aumentando el tiempo según van creciendo y vayan prestando más atención.

Aunque es importante mantener una rutina, está bien también ser flexible. A menudo el humor de los niños y los niveles de energía pueden afectar a su motivación para aprender. Los niños no están muy atentos cuando están cansados, distraídos o no se sienten bien. Utiliza su humor y nivel de energía como guía. Algunos días querrás hacer esta actividad más tarde o simplemente descansar y dejarlo para otro día.

3. Escoge temas en inglés que interesen a tus hijos

Para conseguir que un niño tenga ganas de hablar inglés, tienes que enseñarles a través de temas que les interesen. Averigua qué le interesa a tus hijos para saber qué juegos, canciones o actividades escoger.

cómo-hablar-inglés-con-niños

Por ejemplo, si a tu hijo le encanta los perros, puedes leerle “The Hundred and One Dalmatians” (“Los 101 Dálmatas”) antes de irse a dormir o ver la versión animada todos juntos un sábado por la mañana. Después, durante el “English Time”, puedes enseñarle vocabulario como bark (ladrar), puppy (cachorro) y paws (patas), y que los niños hagan una frase con palabras relacionadas con perros.

Puesto que te centras en un tema que tus hijos quieren, ¡será mucho más difícil que se aburran!

4. Utiliza objetos, gestos y expresiones faciales

Utiliza objetos, gestos y expresiones faciales para captar la atención de tu hijo y que se interese por las palabras que le estás enseñando.

Utiliza objetos que el niño pueda ver y tocar. Si dices la palabra spoon (cuchara) mientras tienes una en la mano, harán una conexión inmediata entre la palabra y el objeto. Los más pequeños disfrutan cogiendo y tocando las cosas e imitando tus movimientos.

Los gestos (como saludar o tirar un beso) y las expresiones faciales (como guiñar o poner una cara divertida) son acciones y movimientos que añaden un elemento de diversión. Si mueves la mano y tiras un beso mientras dices “adiós” en inglés, mantendrás la atención del niño y harás que recuerde mejor el vocabulario.

5. No te obsesiones con la gramática

Si escuchas a tu hijo haciendo un uso incorrecto de la gramática, como suelen hacer, ¿qué tienes que hacer? ¿Corregirlos todo el tiempo?

Yo diría que les dejes cometer pequeños errores y les dejes hablar y expresarse libremente.

Esto no quiere decir que no debas corregirlos. Puedes y deberías, a veces. Pero no te centres demasiado en señalar sus errores. Corregirlos todo el rato puede hacer que pierdan interés en aprender y les desmotive hablar en inglés.

En su lugar, ten paciencia con ellos, aunque se olviden de lo que les has enseñado o si siguen cometiendo el mismo error. Los niños suelen aprender a través de la repetición. Si repites una palabra o una estructura gramatical con frecuencia, seguramente lo aprendan correctamente de forma natural.

6. Busca oportunidades para enseñar inglés durante el día

Aprovecha cada ocasión para enseñar nuevo vocabulario a tu hijo durante el día. Por ejemplo, si sueles salir a caminar con tu hijo, puedes captar su atención con palabras interesantes relacionadas con pájaros, insectos, animales y árboles según vayas viendo por el camino.

Puedes captar la atención de tu hijo señalando cosas interesantes y emocionantes. “Come look, there’s a butterfly climbing on a leaf! Isn’t it beautiful?” (“¡Mira! ¡Hay una mariposa en esa hoja! ¿A que es bonita?”) Esto puede hacer que el niño te haga preguntas como “¿Qué es una mariposa?” dándote la oportunidad perfecta para hablar más sobre ese tema e introducir más vocabulario como insect (insecto), bug (bicho), wings (alas), etc.

Un aprendizaje de forma regular, todos los días, hace que el inglés se convierta en algo importante en la vida de los niños. También les ayuda a practicar inglés y a aprender nuevas palabras en un entorno relajado y divertido.

Además, si estás estudiando inglés, ¡también tú te beneficiarás de ello!

 

Con estas ideas prácticas, estás listo para empezar y ser el primer profesor de inglés de tus hijos. Sigue practicando inglés con ellos y observa cómo van cogiendo soltura y confianza cada día. ¡Y no te olvides de divertirte mientras lo haces! ¡Buena suerte!

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.