ingles-escrito

Una de las mejores maneras de mejorar tu inglés escrito: cómo convertirte en un blogger hoy

En 2013, existían alrededor de 152 millones de blogs en Internet.

Y, ¿adivina qué? ¡Tú también puedes tener uno!

Sí, es totalmente cierto. Además, es algo que te ayudará mucho a mejorar tu inglés escrito.

Déjame explicar: las publicaciones de blog son como llevar un diario en Internet. Puede ser algo informativo, tonto, personal o académico. ¡Puedes bloguear sobre cualquier cosa!

Hay blogs que sirven para aprender inglés, como también blogs en inglés sobre viajes con un estilo de redacción muy casual.

Aunque leer blogs es una manera excelente y entretenida de aprender el idioma, empezar el tuyo propio es estupendo para mejorar tus habilidades de escritura y el inglés escrito.

A diferencia de las conversaciones, con los blogs tienes tiempo de organizar tus pensamientos en inglés.

Y, contrario a las redes sociales, los blogs te dan el espacio suficiente para que escribas todo lo que quieras.

Por lo tanto, si quieres mejorar tu escritura, ¡aplica estos 6 métodos inteligentes para mejorar tu inglés con un blog!

Learn a foreign language with videos

Cómo mejorar tu inglés escrito con un blog

¿Has escuchado el refrán: “La práctica hace al maestro”? ¡Es absolutamente cierto! Entre más practiques, mejor serás. Ya sea que practiques un deporte o escribas en inglés, con la práctica mejorarás.

Sin embargo, la práctica en sí no siempre es divertida ni interesante. Es por eso que escribir un blog es un método excelente. Así puedes escribir de una forma agradable y entretenida de practicar el inglés escrito.

Por medio de los blogs puedes…

  • Recibir comentarios de otras personas para mejorar tu inglés escrito.
  • Desafiarte para probar nuevas estructuras.
  • Descubrir cuáles habilidades de tu inglés necesitas mejorar.
  • Escribir y aprender sobre un tema que te interese.

¿Quieres empezar? Veamos cómo crear un blog.

Dónde crear un blog

Hay muchas plataformas gratuitas de blogs que no requieren de ningún conocimiento ni habilidad especial. Para crear una cuenta, ¡haz clic en “nuevo blog” y empieza a practicar tu inglés escrito! Es bastante sencillo y cualquiera puede hacerlo.

Tres de las plataformas más populares y fáciles de usar son:

  • Blogger – Blogger era una plataforma con mucha popularidad hace algunos años, aunque se mantiene fuerte gracias a un grupo leal de usuarios. La plataforma hace parte de Google, así que puedes acceder a ella con tu cuenta de Google. Es fácil de usar y perfecta para esta clase de blog.
  • WordPress.com – Es una de las plataformas más populares y potentes disponibles sin ningún costo. Puedes usar las características más básicas (escribir y publicar) o emplear funciones avanzadas, como vincular tus entradas con redes sociales.
  • Tumblr – Si WordPress es la plataforma más potente, Tumblr es la más sencilla. Este sitio se usa principalmente para publicaciones con imágenes, aunque puedes darle otro uso. La comunidad de Tumblr usualmente es amigable y le gusta hablar, así que es el sitio ideal para unirse a una conversación.

Luego de elegir una página inicial para tu nuevo blog, puedes empezar a configurarlo.

Consejos útiles para crear un blog en inglés

Crear un blog no solo consiste en escribir. Si solo te dedicas a escribir entradas, te perderás algunas de las mejores partes de tener un blog.

Al momento de crear un blog, estos son algunos consejos para seguir:

  • Elige un tema: ¿De qué se tratará tu blog? (¿Cocina? ¿Películas? ¿Costura? ¿Tu vida diaria? ¿Aprender inglés?). Piensa por qué estás aprendiendo inglés escrito de verdad. Tu blog debe tratarse de un tema del que te guste escribir y que a la vez concuerde con tu meta de aprender inglés. El tema de tu blog puede afectar el diseño y el nombre, así que tómate el tiempo para pensarlo.
  • Empieza a escribir. Por otro lado, no dejes que el primer consejo te detenga. Lo más importante de tener esta clase de blog es escribir regularmente. Eso quiere decir que, si no puedes pensar en un solo tema, puedes escribir sobre varias cosas. De hecho, lo más recomendable es escribir sobre una gran variedad de temas. Si quieres diseñar el blog (o pasas demasiado tiempo en el diseño), simplemente usa uno de los temas predefinidos que vienen en la plataforma. Escribe tu primera entrada el día que crees tu blog.
  • Crea un cronograma. Escribir regularmente puede parecer sencillo, aunque es difícil al comienzo. Quizás no siempre tengas ganas de escribir y pospongas la tarea de crear entradas. Para evitar este problema, crea un cronograma al principio. Por ejemplo, puedes escribir todos los sábados a las 7:00 p.m. durante media hora. Elige el horario que mejor te convenga, siempre que puedas cumplirlo.
  • Lee blogs de otras personas. Este es un buen consejo que puedes seguir incluso después de crear tu blog. Los blogs de otras personas te ayudan a practicar tu comprensión escrita y tu inglés escrito. También servirán para darte inspiración e ideas, conocer amigos y encontrar lectores para tu blog.
  • Haz conexiones. Mientras lees otros blogs, deja comentarios y participa en las conversaciones. Invita a amigos y otros estudiantes de inglés a leer tu blog. Conéctate con profesores y hablantes nativos de inglés en persona, por Internet o a través de sus blogs. Encuentra personas a las que les gusten tus publicaciones para que tu blog tenga un público. Cuando tengas lectores, pídeles que corrijan tu inglés. Así verás mejoras increíbles en tus habilidades.
  • Usa el blog para explorar otros recursos de Internet. Un blog no es el único lugar donde puedes mejorar tu inglés escrito ¡Aunque es un sitio excelente para empezar! Usa tu blog para unirte a las comunidades de aprendizaje de inglés que hay en Internet, redes sociales y foros en línea.

6 maneras de mejorar tu inglés escrito blogueando

Ahora estás listo para empezar. Estos son algunos consejos para usar tu blog y mejorar tu inglés escrito:

1. Incorpora en tus entradas cosas que aprendas.

¿Aprendiste hoy una nueva palabra en inglés? Úsala en tu blog. ¿Tienes problemas con una nueva regla gramatical? Úsala en tu blog. ¿Escuchaste una expresión genial de un hablante nativo? Así es, escríbela en tu blog.

Un blog es un lugar para practicar y, entre más pronto apliques lo aprendido, mejor lo aprenderás. Al aplicar estos conocimientos en tu blog, harás que la conexión entre la nueva información y tu mente sea más fuerte.

La escritura también es un método efectivo para recordar cosas (por eso es que escribimos listas de compras para el supermercado). ¡Escribir entradas en un blog es un método mucho más interesante para reforzar tu conocimiento que reescribir apuntes!

2. Revisa y corrige tus entradas.

Nadie es perfecto. Tu libro favorito quizás fue corregido y escrito varias veces antes de terminar en tus manos. Tal vez cometas muchos errores en tu blog, ¡y eso está bien! Esa es la idea. Lo importante es que aprendas de los errores.

Entonces, antes de publicar algo, revísalo. Eso quiere decir que debes leer tus entradas cuidadosamente y corregir los errores que encuentres. También puedes usar una lista de comprobación (tal como esta, que es excelente). Si no vas a usar ninguna lista (¡y te recomiendo que en realidad lo hagas!), asegúrate de revisar lo siguiente:

  • Ortografía: Usa el corrector ortográfico del navegador o del blog. Sin embargo, ten en cuenta que estas herramientas quizás no corrijan homónimos mal usados. Con estos correctores también es posible encontrar errores de gramática.
  • Puntuación. Cada oración debe terminar con un signo de puntuación como un punto (.), una exclamación (!) o un signo de interrogación (?).
  • Capitalización. Las oraciones y los nombres propios (como los de personas y lugares) deben empezar con letra mayúscula.
  • Longitud de las oraciones. La manera más sencilla de detectar fragmentos u oraciones seguidas es examinar de cerca frases que parezcan demasiado largas o cortas.
  • Gramática. ¿Todas tus oraciones siguen correctamente las reglas gramaticales? Todos los verbos y sustantivos deben concordar, y tus tiempos verbales deben ser consistentes.

Recuerda que puedes corregir fácilmente cualquier entrada de blog, incluso luego de publicarla. Si tú o uno de tus lectores detecta un error, o si decides que una oración sonaría mejor con algunos cambios, puedes corregir tu entrada.

Revisar y corregir te hará más consciente de lo que escribes. Por ejemplo, quizás notes que te equivocas siempre que escribes una determinada palabra. ¡Ahora sabes en cuáles áreas debes mejorar!

3. Usa ayudas para escribir.

Sin importar qué tanto te guste escribir y cuán creativo seas, un día te quedarás mirando a la pantalla en blanco y no podrás escribir. Eso se conoce como el “bloqueo del escritor” y nos pasa a todos en algún momento. Cuando eso te pase, no te rindas – prueba a usar ayudas de escritura para darle a tu mente el empujón que necesita.

Las ayudas de escritura son ideas y oraciones para ayudarte a pensar y escribir. Estas ayudas son útiles para cuando no puedes pensar en un tema para tus entradas, aunque también sirven para cualquier otra clase de escrito. Una ayuda de escritura puede desafiarte a escribir sobre un nuevo tema, lo cual te hará usar nuevas palabras y expresiones que no hubieras utilizado de ninguna otra forma.

Estos son algunos ejemplos sencillos de ayudas de escritura:

  • ¿Qué harías con 1 millón de dólares?

Esta ayuda sirve para practicar los condicionales (oraciones que usualmente empiezan con la palabra “if” y hablan de situaciones imaginarias). Sugerencia: Puedes empezar con: “If I had a million dollars, I would…”

  • Escribe una carta a quien te robó el paraguas en un día lluvioso.

Esta ayuda sirve para practicar inglés formal y el sarcasmo (cuando dices algo, pero quieres dar a entender otra cosa). Por ejemplo, puedes escribir algo sarcástico como: “I love getting rained on after a hard day of work”. Obviamente, ¡a nadie le gusta mojarse!

  • Empieza una entrada con la frase: “The happiest day of my life was…”

Esta ayuda sirve para practicar el tiempo pasado y el inglés casual. (Puedes fingir que estás escribiéndole un correo electrónico a un amigo).

Hay muchos sitios con buenas ayudas de escritura. Este es otro sitio con una enorme cantidad de estas ayudas. De igual forma, puedes buscar en Internet ayudas relacionadas con el tema de tu blog.

4. Prueba cosas diferentes.

Tu blog es tu patio de juego; puedes hacer lo que quieras. Eso quiere decir que puedes experimentar con tu estilo de redacción y blogueo. Hay muchas clases diferentes de entradas que puedes tratar de escribir. Por ejemplo, puedes crear una lista (“Los mejores 5”), una historia contada con un diálogo, una reseña de un producto o libro, un poema… ¡cualquier cosa!

Los cambios de estilo pueden ayudarte de dos maneras: (1) sirven para mantener viva tu creatividad (nada mata la creatividad más rápido que la repetición), y (2) te desafían a probar cosas nuevas.

Imagina que tu blog es un gimnasio y tus habilidades son los músculos. Diferentes clases de publicaciones sirven para mejorar distintas habilidades del inglés escrito. Por ejemplo, con un diálogo puedes aprender reglas de pronunciación (¿deberías poner un punto antes o después de las comillas?), inglés casual y jerga (un hablante nativo diría “I have to” o “I gotta”).

Si quieres practicar un estilo más formal, puedes escribir una reseña en inglés de un libro o una película. Este ejercicio también te ayudará a recordar y entender mejor lo que hayas visto o leído.

Entre más clases de publicaciones escribas y estilos de redacción uses, ¡mejores será tu inglés escrito!

5. Empieza conversaciones.

Quizás ya hayas dejado algunos comentarios en otro blog. Ahora, es el momento de convertir a tu blog en una conversación. Como dije anteriormente, siempre debes animar a tus visitantes a responder a tus publicaciones con correcciones y comentarios útiles. Tu blog puede (y debería) ser un lugar para crear conversaciones.

Prueba a terminar tus entradas con una pregunta para los lectores. Luego, cuando recibas un comentario, asegúrate de responderlo. En poco tiempo, practicarás tanto tus habilidades conversacionales como de escritura.

Al participar en las conversaciones de las secciones de comentarios podrás entender mejor los parecidos y diferencias entre el inglés hablado y escrito. Por ejemplo, es más común que las personas abrevien las palabras al escribir en Internet que al hablar en persona. Eso se debe a que escribir en un teclado toma tiempo, ¡y nos encanta ahorrar todo el tiempo posible! ¿Qué otras comparaciones puedes hacer?

6. Lee tus publicaciones pasadas y vuelve a escribirlas.

Luego de haber estado escribiendo durante algunos meses, visita tus entradas pasadas. ¿Se ven diferentes ahora? Entre más tiempo pase, mejores serán tus publicaciones… y peor se verán tus entradas pasadas.

Tras haber escrito en el blog durante un tiempo, elige una publicación antigua y vuelve a escribirla con tus nuevas habilidades.

Este ejercicio sirve para saber cuánto has mejorado con el tiempo y ofrece una oportunidad para corregir tus errores. La enseñanza es una de las mejores maneras de aprender (incluso si te enseñas a ti mismo).

 

Ahora, ¡deja de leer mi blog y ve a crear el tuyo! Pon en práctica tu inglés escrito y, claro, asegúrate de compartirlo conmigo en Twitter (@FluentUEnglish) y Facebook (FluentU English) – ¡Me encantaría ver qué escribes!

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.