ingles-avanzado

Inglés avanzado: 12 métodos para estudiantes de inglés que quieran hablar con fluidez

Como todos sabemos, aprender un idioma no es sencillo.

Si eres un estudiante de inglés avanzado, ¡permítenos felicitarte! Enorgullécete de tu nivel.

Sin embargo, no olvides que siempre hay espacio para mejorar.

Luego de llegar a un nivel avanzado, es común que te “estanques” (no puedes mejorar tus habilidades). En ese caso, es importante que revises tus rutinas de aprendizaje y hagas algunos cambios antes de poder progresar.

Como quizás sepas, el conocimiento del inglés se basa en cuatro habilidades: lectura, escucha, escritura y habla.

A pesar de que son habilidades muy diferentes, ¡te ayudaremos con todas!

En este artículo hablaremos de 12 métodos para mejorar estas habilidades si eres un estudiante de inglés avanzado. Mientras lees, trata de determinar el método que te ayudará a alcanzar tus metas relacionadas con el idioma.

¿Qué te gusta hacer cuando estudias? ¿Qué métodos funcionan en el momento? Ten en cuenta tus fortalezas y preferencias personales, y elige los métodos correctos para ti.

Inglés avanzado: 12 métodos para estudiantes de inglés que quieran hablar con fluidez

Como mencionamos anteriormente, necesitarás concentrarte en las cuatro habilidades del lenguaje: lectura, escucha, escritura y habla. Ahora hablaremos de cada una de ellas en detalle.

Learn a foreign language with videos

Habilidades receptivas

En primer lugar, empezaremos con la lectura y la escucha. Parecen ser muy distintas, aunque tienen algo en común: se tratan de habilidades receptivas. Por medio de estas habilidades recibes información que tienes que interpretar.

Lectura

  1. Cambia tus recursos

Muchos estudiantes de inglés avanzado no logran mejorar sus habilidades porque leen la misma clase de texto una y otra vez.

¿Lees el mismo periódico todos los días? ¿Estás en el libro XV de una serie de novelas de misterio?

Para mejorar tus habilidades, elige un recurso que jamás hayas estudiado como otro periódico o un género de novelas totalmente diferente. Al leer una gran variedad de géneros y autores, encontrarás lenguaje variado y aprenderás muchas cosas nuevas.

Por supuesto, leer cualquier cosa es mejor que no leer nada. Pero, si de verdad quieres mejorar, ¡tienes que salir de tu zona de comodidad!

  1. Ponte a prueba

¿Estudias inglés por tu cuenta?

¿Ha pasado mucho tiempo desde tu último examen formal?

Si es así, es posible que algunas de tus habilidades estén “oxidadas”. Por ejemplo, la habilidad de deducir el significado de una palabra con base en su contexto es algo que aprenden los estudiantes que están a punto de tomar exámenes.

La próxima vez que leas por diversión, dedica algunos minutos para estudiar el texto como si te estuvieras preparando para un examen. Piensa que es muy importante recordar los puntos más relevantes del texto. Trata de pensar en las preguntas que aparecerán en el examen, ¡y respóndelas!

Por ejemplo, un examen sobre esta sección del artículo sería:

  • En la tercera oración, ¿qué quiere decir la palabra “oxidada”?
  • El autor habla sobre una habilidad que practican los estudiantes que toman exámenes. ¿De qué se trata?
  • ¿Cuál es la idea principal del texto?
  1. Trata de leer muy rápidamente

¿Hay algo mejor que ser un buen lector? Por supuesto: ser un buen lector rápido.

No tienes que registrarte en ningún curso de lectura rápida ni participar en competencias, pero puedes tratar de aumentar la cantidad de palabras que entiendes por minuto.

Elige un párrafo de un libro y cuenta el tiempo que tardas en leerlo. Después, lee el mismo párrafo rápidamente durante 30 segundos. Comprueba el texto para saber si pasaste por alto algo importante por leer rápidamente. Si fue así, sigue leyendo a la misma velocidad hasta que entiendas casi todo el texto.

Una vez puedas leer todo el párrafo en 30 segundos sin pasar por alto información importante, repite el ejercicio con el siguiente párrafo, pero aumenta la velocidad.

Tu velocidad de lectura mejorará poco a poco. Sin embargo, ten en cuenta que no debes hacerlo si no entiendes correctamente el texto.

Escucha

  1. Familiarízate con diferentes acentos

Uno de los desafíos de aprender un idioma son los diferentes dialectos y acentos de cada región.

Quizás puedas entender sin problemas el inglés americano, ¿pero ya comprendes el acento australiano? ¿Y qué tal el acento del norte de Irlanda?

Si tienes problemas para entender ciertos acentos, ¿por qué no tratas de comprenderlos? En la actualidad, es fácil encontrar vídeos en YouTube con personas de todo el planeta, e incluso películas completas con protagonistas de diferentes acentos.

Al igual que cualquier otra habilidad, tu comprensión de los acentos mejorará con la práctica. Cuando logres entender cierto acento, ¡puedes tratar de encontrar a una persona que lo use para practicar!

  1. Escucha un podcast sobre un tema diferente

¿Te interesa la historia de los Estados Unidos, pero no sabes mucho al respecto? En Internet puedes encontrar podcasts sobre prácticamente cualquier tema.

Los podcasts de temas que ya conoces sirven para mejorar tus habilidades de inglés. Ya que sabes de qué se trata el tema, no tendrás problemas para entender lo que dice el podcast.

Con eso en cuenta, ¿es buena idea escuchar podcasts sobre temas que te interesan, pero no conoces? Bueno, ¡sí! Así estarás emocionado por aprender algo nuevo, ampliarás tu vocabulario y mejorarás tu conocimiento general y comprensión auditiva. En pocas palabras, ¡aprenderás mucho!

  1. Transcribe exactamente lo que escuches

Una de las mejores maneras de poner a prueba tu comprensión auditiva es transcribiendo exactamente lo que escuches. Puedes escribir en tu computador, aunque es recomendable que lo hagas en una hoja de papel para recordar mejor.

Por medio de este ejercicio conocerás tu nivel de comprensión y sabrás si entiendes a partir de palabras individuales o el contexto general.

Por ejemplo, ¿entendiste el 100% de las palabras que escuchaste? ¿O solo el 50%, pero comprendiste todo el mensaje gracias al contexto?

Al trascribir, prestarás atención a diferentes formas de palabras, conectores, términos que se mezclan y sílabas sin acento; características del inglés avanzado que por lo general son difíciles para los estudiantes.

Habilidades productivas

Ahora, ¡hablemos del siguiente tipo de habilidad! La escritura y el habla son habilidades productivas, ya que sirven para crear oraciones.

La mayoría de estudiantes tienen problemas con estas habilidades debido a que requieren de un buen conocimiento del inglés.

Escritura

  1. Pon a prueba tu habilidad de escribir a diferentes personas

¿Cómo escribirías una invitación a cenar para tu sobrina de 13 años? Probablemente de forma casual y sencilla.

¿Cómo le escribirías una carta a tu abuela? Quizás de forma amigable, pero respetuosa y educada.

¿Cómo le escribirías una carta de negocios a tu jefe? Lo más probable es que uses un lenguaje profesional y cortés.

Practica diferentes niveles de formalidad para mantener tus habilidades de escritura frescas y variadas.

Es buena idea que escribas con niveles de formalidad que no uses a menudo. ¡Nunca sabes cuándo los necesitarás!

8. Experimenta con estructuras gramaticales avanzadas

Por lo general, lo único que escribe una persona en su vida cotidiana son mensajes de texto y quizás algunos correos electrónicos.

Esto hace que muchos olviden las lecciones de gramática avanzada tan pronto como dejan de estudiar. Después de todo, nadie necesita patrones gramaticales complejos para enviar mensajes de Facebook.

Sin embargo, solo porque no necesites esas estructuras, no quiere decir que debas ignorarlas. Todo lo contrario: ¡trata de usarlas todo el tiempo!

Piensa en lo siguiente:

  • Tiempo pasado
  • Tiempo futuro
  • Tiempo progresivo
  • Oraciones condicionales
  • Forma imperativa

La próxima vez que escribas, ¡trata de recordar las estructuras gramaticales avanzadas (como las de la lista anterior) y úsalas!

También puedes aplicar estos increíbles consejos para practicar tu escritura todos los días. Aquí verás motivos para escribir y métodos únicos para jugar con tus habilidades de escritura.

  1. Desafíate con nuevo vocabulario

La mayoría de estudiantes tienen un vocabulario más amplio del que en realidad usan. ¡No hay ningún motivo para no usar las palabras que aprendiste con tanto esfuerzo! Recuerda que es importante salir de tu zona de comodidad y usar el vocabulario que no utilices a menudo.

No tienes que usar un montón de nuevas palabras de inmediato; puedes empezar de a poco. En primer lugar, elige una palabra que quieras dominar y escríbela en varias oraciones. Después, escribe un texto más extenso y reemplaza algunas palabras con sinónimos avanzados.

Ten cuidado de no cambiar la idea original del escrito. Para tal fin, debes conocer el significado y uso apropiado de cada sinónimo. De lo contrario, el texto puede terminar ilegible o con una idea totalmente diferente. WordReference es un sitio web excelente para encontrar sinónimos y mejorar tu vocabulario.

Habla

  1. Usa modismos y expresiones

Los hablantes nativos de cualquier lengua tienden a usar muchos modismos y expresiones al hablar. ¡Una manera de llevar tu inglés al siguiente nivel (más allá de avanzado; cercano a la fluidez) es aprender modismos y expresiones!

Lo más probable es que ya conozcas muchos modismos y expresiones. Si no es así, búscalos en Internet y libros. ¡Lo importante es que los aprendas y uses!

Todos los días, prepara una lista de 5 modismos o expresiones y desafíate a encontrar los momentos apropiados para usarlos. Incluso si hablas español todo el tiempo, puedes hacer el ejercicio en tu mente. No hay problema si repites algunos de ellos por unos días o semanas.

De esa forma, los modismos y las expresiones saldrán más fácilmente de tu boca durante una conversación real, y tu inglés sonará mucho más natural.

  1. Sigue trabajando en tu pronunciación

Hay que aclarar algo: a menos que te hayas mudado a un país de habla inglesa antes de los cuatro años, no sonarás como un hablante nativo de inglés. ¡Y eso está bien!

El hecho de que alguien sea hablante nativo de un idioma no lo convierte en un experto. De igual forma, solo porque una persona no hable un idioma de forma nativa no quiere decir que todo lo que diga está mal. Lo más importante de la pronunciación del inglés es darte a entender.

Considerando que estás en un nivel de inglés avanzado, lo más probable es que no tengas problemas en este aspecto. ¡Ahora es el momento de perfeccionar tu acento!

Sigue escuchando la pronunciación de los hablantes nativos de inglés. Presta atención a cómo hablan las personas con mejor nivel de inglés que tú, e imítalas. Observa y trata de determinar la forma de la boca y la posición de la lengua.

  1. Practica con un hablante nativo de inglés o un amigo que tenga un mejor nivel del idioma

Quizás ya sabías que este consejo iba a aparecer. ¿Cuál es la mejor manera de practicar tu inglés verbal? ¡Hablando, por supuesto!

La clave es practicar tus habilidades verbales tanto como sea posible. Si tienes un nivel avanzado, es recomendable que practiques con un hablante nativo de inglés hasta alcanzar la fluidez.

¿No conoces a ninguno? ¡No te preocupes! Puedes practicar con un amigo que tenga el mismo o un mejor nivel de inglés que tú. También puedes hacer clic aquí para ver algunas opciones excelentes para estudiar por tu cuenta.

Recuerda, los errores son comunes, incluso en los niveles más altos. ¡Incluso los hablantes nativos de inglés se equivocan!

No temas pedirles a tus amigos o compañeros de estudio que te corrijan. Solo así mejorarás.

Por último, no olvides tus metas. 

Dependiendo de tus motivos para aprender inglés, querrás darles prioridad a ciertas habilidades. Determina cuáles son las habilidades más importantes para ti y practícalas.

¡Eres el jefe de tu propio proceso de aprendizaje! Continúa en el camino del inglés avanzado con estos consejos.

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.