cuentos-cortos-faciles-ingles

Los cuentos cortos pueden mejorar tu inglés de forma drástica ¡Veamos cómo!

Puedes usar tu inglés para aprender sobre la vida de otros, estudiar historia, experimentar culturas nuevas y explorar lugares nuevos.

¡Y puedes hacerlo sin viajar a ningún lugar!

Todo lo que necesitas es una gran historia.

Probablemente ya sepas que, para mejorar tu inglés, necesitas obtener práctica de la vida real. Lo que puede que no sepas es que los cuentos cortos son una fuente ideal para esta práctica.

Incluso aún mejores son los cuentos cortos fáciles en inglés. Dado que son cortos y fáciles, no te estresarás al intentar leerlos y aprender de ellos.

Los cuentos cortos te expondrán al vocabulario del inglés que ya estás aprendiendo en un formato más natural, dándote la chance de ver las palabras en contextos y recordarlas por siempre.

Lee para aprender qué son los cuentos cortos y cómo pueden ayudarte con tu aprendizaje de inglés.

Learn a foreign language with videos

Entonces ¿qué es un cuento corto?

Un cuento corto es una pieza de ficción (historia inventada) corta. Contiene un número de palabras menor que el de una novela así que puede ser leído en una menor cantidad de tiempo. Algunos cuentos cortos antiguos han circulando por muchos, muchos años. Primero fueron transmitidos oralmente hasta que alguien decidió dejarlos por escrito. Algunos ejemplos de estos cuentos cortos antiguos fueron incluidos en la famosa colección “Las fábulas de Aesop”. Aesop fue un esclavo que vivió hace cientos de años (nacido en el 620 AEC) y creó estas historias que enseñan lecciones que todavía son leídas por niños hoy en día. Algunos dichos del inglés como “beware a wolf in sheep’s clothing” (“cuidado con los lobos con piel de oveja” en español) están basados en estas historias.

Los cuentos cortos comenzaron a ser publicados en revistas en el siglo XIX. Muchos escritores famosos comenzaron publicando cuentos cortos. Los cuentos cortos eran tan populares que significaban lo mismo que una canción exitosa hoy en día.

Muchos escritores estadounidenses como Edgar Allan Poe y Washington Irving escribieron cuentos cortos que hoy son considerados clásicos. Cuando las películas y la televisión se popularizaron, las historias fueron adaptadas a la pantalla. Muchas películas y programas de televisión que vemos hoy están basados en cuentos cortos. En la actualidad se publican versiones fáciles de cuentos cortos como colecciones de libros para estudiantes de inglés y son muy útiles para cualquiera que quiera aprender la lengua y sobre la cultura de países angloparlantes.

Los cuentos cortos no solo brindan una introducción a temas importantes y a los valores morales de la cultura inglesa sino que, además, te permiten echar un vistazo en la historia. Incluso descubrirás que muchos escritores de muchas lenguas han publicado cuentos cortos, permitiendo que todas las culturas sean conocidas. De todos modos, concéntrate en los que son en inglés así puedes seguir mejorando tu aprendizaje.

Tipos de cuentos cortos en inglés

Hay muchos tipos de cuentos cortos. Sin importar qué genero te interese, puedes encontrar un cuento corto que vaya con tus necesidades.

Algunos tipos de cuentos cortos son mitosleyendas, fábulas, cuentos de hadas y relatos fantásticos.

Un mito es una historia que explica un suceso natural, como el origen del cielo. Los personajes de estas historias suelen ser seres divinos como dioses. Una leyenda es una historia sobre una figura popular que puede que nunca haya existido pero está basada en alguna verdad. El Rey Arturo es un ejemplo de una leyenda.

Las leyendas o cuento de hadas son historias antiguas que han circulando por muchos años. Estas historias suelen abrir con “Había una vez…”. Muchas culturas diferentes tienen sus propias leyendas o versiones de ellas. Un ejemplo es Cenicienta.

Un relato fantástico es una historia que se basa en la verdad pero con exageraciones. A diferencia de las leyendas, estas historias pueden estar basadas en gente real pero son los eventos los que puede que nunca hayan existido. Algunos ejemplos son Paul Bunyan o Juanito Manzanas.

Cómo usar cuentos cortos para mejorar tu inglés

Los cuentos cortos son efectivos para ayudar a los estudiantes de inglés a practicar los cuatro aspectos del aprendizaje de lenguas: lectura, escritura, escucha y habla. Al leer el vocabulario en contexto practicas tu habilidad de lectura. Entenderás mejor cómo se utilizan y siempre puedes encontrar palabras nuevas para aprender.

Puedes usar los cuentos cortos para mejorar tu habilidad para escribir si los usas como modelo para tus propias historias en inglés. Si escribes tus propias historias, obtienes más práctica del uso de vocabulario al crear tus propias oraciones.

Puedes practicar tu habilidad de habla y de escucha leyendo las historias en voz alta y escuchando grabaciones. Con tus compañeros, practica interpretar los distintos roles de los cuentos cortos. Así, obtendrás práctica de conversación y escucha.

Usa ilustraciones para realzar tu experiencia

Puede que los cuentos cortos en lectura simplificada vengan con ilustraciones. Si encuentras un cuento corto con ilustraciones, primero mira las imágenes para intentar adivinar sobre qué trata la historia ¿Qué hacen los personajes en la ilustración? ¿Qué parte de la historia fue ilustrada? Las ilustraciones te ayudarán a entender el significado de la historia.

Prueba lo siguiente. Cuando veas una ilustración, escribe tu propia descripción de la imagen. Puede ser una oración o una palabra. Escribe lo que ves en la imagen. Cuando leas la historia, vuelve a tu descripción de la imagen ¿Cómo se relacionan?

Explora historias relacionadas a un tema

Al igual que las novelas, los cuentos cortos pueden ser de cualquier género que imagines ¿Te gustan las historias de fantasmas? ¿Ciencia ficción? ¿Romance? Puedes encontrar cuentos cortos del tema que busques. Los cuentos cortos enseñan una lección al igual que las fábulas. Otros cuentos cortos usan muchas metáforas o simbolismo.

Si estás aprendiendo sobre pasatiempos, encuentra un cuento corto sobre algo que te guste hacer ¿Estás aprendiendo sobre comida y alimentos? Busca un cuento corto con mucho vocabulario de comida. Y así.

Elige el nivel de lectura adecuado

Antes que nada, algunos cuentos cortos tienen más de 5000 palabras mientras que otros pueden tener 50. Cuando elijas el cuento corto adecuado para ti, tienes muchos tipos y largos entre los que elegir.

Si elijes una historia que es muy complicada, perderás mucho tiempo buscando vocabulario y perderás el hilo de la historia. Puedes elegir una historia que es muy fácil, no aprenderás mucho vocabulario y puede que te aburras. Asegúrate de siempre desafiarte, incluso si solo aprendes algunas palabras.

Las historias más fáciles son una buena práctica para el vocabulario que ya conoces. Las historias más difíciles te dan la chance de aprender palabras nuevas viéndolas en el contexto ideal, o siendo usadas como deberían ser usadas. Aquí te dejamos un modo simple de determinar si el nivel es adecuado para ti.

Elige un párrafo de la historia que quieres leer ¿Cuántas palabras identificas? Prueba el “test de los cinco dedos”. Mantén el puño en alto al leer el párrafo. Levanta un dedo por cada palabra que no conozcas. Si tienes el puño completamente abierto antes del fin del párrafo, te recomiendo que encuentres un texto más fácil.

¿Qué pasa si de verdad quieres leer una historia pero el nivel es muy duro? Intenta leerla de todos modos. Si el tema te interesa, te sentirás motivado a aprender el vocabulario que necesitas para entenderla. Llévasela a tu profesor de inglés, estará feliz de ayudarte a entender las palabras que no conoces para que puedas disfrutar la historia.

Practica la lectura activa con cuentos cortos en inglés

Tu lectura ayudará solo si lees activamente. Lees activamente cuando prestas mucha atención a la historia. Piensa en el vocabulario y la gramática.

Comienza leyendo el texto por arriba para tener una idea de la trama de la historia. Léelo. Intenta recordar algo de lo que has leído. Finalmente, vuelve a leer el texto para entenderlo mejor.

Haz pausas

Si la historia tiene más de 350 palabras, haz pausas al leer. No te canses demasiado o te sentirás frustrado y abandonarás la lectura. Si ves que las cosas se ponen difíciles, aléjate por unos 15 minutos y vuelve a intentarlo.

Elige solo algunas palabras para buscar

No necesitas buscar cada palabra que no conoces. Elige buscar el significado de aquellas que te ayudarán a entender de qué trata el párrafo.

Si hay una palabra que no conoces pero entiendes toda la oración, intenta adivinar su significado. Puedes buscarlo más tarde para ver si adivinaste.

Haz preguntas

Discute la historia con tu profesor y compañeros. Si hay algo que no entiendes, escribe tus preguntas para hacerlas durante la discusión. Habla sobre las historias y comparte tus opiniones sobre la lengua, la cultura y los mensajes de la historia.

Repasa

Cuando hayas terminado de leer la historia, vuelve a verla. Hazlo más tarde el mismo día o al día siguiente para dejar que la lectura se absorba. Toma notas al leer. Cuéntale la historia a tus compañeros. Escribe de qué trata en tus propias palabras para obtener toda la práctica que puedas.

Sugerencias de cuentos cortos en inglés para comenzar

“Circus Escape” de Sue Clarke (muy simple)

Es una historia infantil buena y simple para comenzar. Muchas historias escritas para niños son buenas para los estudiantes de inglés por su vocabulario y sus oraciones simples. Si estás aprendiendo el vocabulario sobre animales, es una historia especialmente buena para practicar.

“Little Red Riding Hood” adaptado por George Grow (simple)

Conocida en español como “Caperucita roja”, es una historia que todo niño angloparlante conoce. Es una historia clásica sobre una niña que conoce un lobo en el bosque al ir a ver a su abuela enferma. El lobo simula ser su abuela para engañar a la niña. La historia se usa a menudo para enseñarles a los más pequeños que no deben hablar con desconocidos.

“Much Ado About Nothing” de William Shakespeare (simple)

Esta historia (conocida en español como “Mucho ruido y pocas nueces”) ha sido adaptada para estudiantes de inglés. Está basada en la famosa obra de William Shakespeare. Muchas historias antiguas del inglés han sido simplificadas para lectores jóvenes y estudiantes de inglés. Es un gran modo de leer literatura clásica sin frustrarse.

“Paul Bunyan – An American Tall Tale” adaptado por George Grow (intermedio)

La historia de Paul Bunyan ha circulado por los Estados Unidos desde hace muchos años. Paul Bunyan es el símbolo de la vida fronteriza norteamericana, y ha demostrado la fuerza, ética de trabajo y moral ideal que todo estadounidense promedio trabaja duro por imitar. Algunas fuentes adaptan aún más la historia en versiones más cortas.

“The Happy Prince” de Oscar Wilde (avanzado)

Conocida en español como “El príncipe feliz”, es una historia que funciona como cuento de hadas y fábula al mismo tiempo y explora la compasión en la sociedad. Dado que la historia es antigua, mucho del inglés está fuera de uso. De todos modos, si tienes una buena noción de la lengua inglesa, puedes usar esta historia para desafiarte.

“The Boarded Window” de Ambrose Bierce (avanzado)

Al igual que “The Happy Prince”, “The Boarded Window” (“La ventana tapiada” en español) es una historia vieja con inglés fuera de uso. Es una historia interesante que transcurre en la vieja frontera estadounidense. La historia usa simbolismo, lo que requiere que el lector deba pensar el significado de algunos términos. Si disfrutas las historias antiguas con un poco de suspenso, puede ser un buen desafío para ti.

 

Puedes usar las historias sugeridas o encontrar otra cosa que te guste.

Lo que sea que hagas ¡comienza a practicar con cuentos cortos en inglés hoy mismo!

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.