como-aprender-ingles-2

Cómo aprender inglés: compartimos nuestras 7 técnicas para lograr la fluidez

Don’t write in English, they said, English is
Not your mother-tongue. Why not leave
Me alone, critics, friends, visiting cousins,
Every one of you? Why not let me speak in
Any language I like? The language I speak,
Becomes mine, its distortions, its queernesses
All mine, mine alone.

“No escriba en inglés, dijeron, el inglés es 
no es su lengua materna. ¿Por qué no me dejan 
en paz críticos, amigos, primos de visita, 
cada uno de vosotros? ¿Por qué no me dejan hablar en 
la lengua que guste? La lengua que hablo, 
se convierte en propia, sus distorsiones, rarezas 
todas mías, sólo mías.

Las líneas pertenecen a una de mis poetisas preferidas, Kamala Das, y hablan de por qué eligió escribir mayormente en inglés en vez de en su lengua materna o en alguna de todas las otras lenguas que sabía hablar.

A mí también me han hecho la misma pregunta.

Yo también elijo hablar y escribir mayormente en inglés aunque no sea una hablante nativa.

Y en este artículo te contaré mi historia.

Responderé a la pregunta sobre cómo aprender inglés con pasos prácticos y específicos que puedes seguir.

La finalidad no es que te conviertas en un escritor en lengua inglesa pero estos consejos pueden darte confianza a la hora de comunicar en inglés e incluso inculcar cariño por el proceso de aprender una lengua.

Learn a foreign language with videos

¿Por qué elegí aprender inglés?

Sin muchas vueltas: no tuve (mucha) opción.

Mi país, la India, fue colonia británica por casi 200 años. Cuando se independizó en 1947, muchas de las estructuras institucionales que el gobierno británico había creado se mantuvieron y continúan hoy en día. Estas incluyen institutos como el mía, en el que el inglés era la lengua de enseñanza.

Ir a un instituto privado y de habla inglesa era caro y visto como un indicador de privilegio, en lugar de ir a un instituto público en donde se enseñaba en las lenguas regionales. Estudiar en un instituto de habla inglesa no significaba que creías que las otras lenguas eran inferiores (por supuesto que no lo son, más allá de que el colonialismo sí intentó transmitir ese sentimiento a los nativos) pero era una opción estratégica para asegurarte de tener más oportunidades en el futuro.

Y, dado que más de mil millones de personas hablan el inglés y es la lengua de los negocios y la comunicación internacionales, es una decisión muy práctica, ya sea que estudies inglés en el instituto o por tu cuenta en tu hogar.

Como mencionaré más abajo, mi instituto tenía reglas estrictas que implicaban hablar solamente en inglés, excepto en clases o circunstancias específicas. Con los años me fui sintiendo más cómoda al expresarme en la lengua. Mi amor por escribir historias y leer libro me llevó a tomar clases de literatura inglesa en la Universidad. Al mismo tiempo, decidí compartir lo que aprendí al ser tutora voluntaria de inglés de niños desfavorecidos.

Al darles clases a niños de entornos diversos me di cuenta de algo muy importante: saber una lengua abre todo un universo a ser explorado y vivido. Y, cuantas más lenguas sabes, mejor.

Pero, sí, es verdad, el inglés es una de las lenguas más fáciles y prácticas de estudiar, y saberla bien tiene una buena cantidad de beneficios.

¿Cómo aprender inglés? Mi historia en 7 pasos prácticos que puedes seguir

Voy a hablar sobre mis días en el instituto, sobre los diversos modos en que mis padres y mis profesores me inculcaron el amor por aprender y cómo puedes usar o modificar estas técnicas para que aprendas inglés a tu propio ritmo.

¿Entusiasmado?

¡A por ello!

1. Establecer asociaciones entre el inglés y mi lengua nativa

Como dije anteriormente, mi instituto tenía reglas estrictas que indicaban que solo se podía hablar en inglés durante las clases. Esto significaba que, aunque yo podía hablar tres lenguas (mi lengua nativa, el bengalí, la lengua nacional, el hindi y, claro, el inglés), en el instituto hablaba en inglés.

Aproveché el panorama que se me presentaba utilizando el vocabulario del bengalí y del hindi como herramientas para aprender inglés. Aprendí mucho vocabulario del inglés buscando los equivalentes de las palabras y frases que usaba constantemente en bengalí e hindi.

Puedes hacer lo mismo y buscar los equivalentes del inglés de las palabras más comunes y que más usas en tu lengua nativa y viceversa. Esto hará que el vocabulario del inglés te sea más significativo y más fácil de recordar. Además, puedes practicar traducir entre las lenguas y así podrás expresarte en cualquier situación.

Saber más de una lengua también me ayudó a ver las mismas cosas desde varias perspectivas y me alentó a tener una mente abierta y ser curiosa al respecto de la diversidad de este mundo. La comunicación intercultural se vuelve cada vez más importante y, cuantas más lenguas sepas hablar con fluidez, mejor.

Si eres competente en dos o más lenguas, ¡recuerda que puedes brindar servicios de traducción y transcripción como modo de vida!

2. Cometer tantos errores como podía (con profesores de inglés compasivos)

Tuve la suerte de tener profesores que nos animaban a cometer errores. Participábamos en competiciones de elocución, en debates, discusiones grupales y presentaciones en clase en un ambiente seguro y alentador. Nuestros intentos iniciales de hablar frente a la clase no salieron como planeábamos pero, gradualmente, pillamos el truco.

Es más, nuestros profesores estaban ahí para guiarnos donde las cosas salían mal. Nos ayudaron a elegir la palabra adecuada para cualquier contexto particular, nos permitieron participar y hacer preguntas con libertas y nos corrigieron cuando pronunciábamos mal alguna palabra.

En otras palabras, cometimos cientos de errores al intentar aprender y esos errores se volvieron una parte crucial de nuestro proceso de aprendizaje. Equivocarnos no nos daba ni vergüenza ni hacía que nos castiguen y siempre obteníamos puntos por intentarlo porque la práctica es el modo más importante de lograr la fluidez.

Si planeas aprender inglés deberías tener en mente esta actitud. Prepárate para fallar y cometer muchos errores al comienzo.  

Aprender por tu cuenta es genial pero, de ser posible, busca un profesor o tutor de lengua. Si no tienes opciones en tu ciudad, puedes encontrar uno en Internet fácilmente. Los profesores pueden identificar y corregir tus errores mucho más rápido de lo que lo harías por tu cuenta. La devolución de comentarios directa durante el proceso de aprendizaje es muy importante y las interacciones cara a cara te ayudarán a aprender más rápido.

Y, si ya participas de una clase o grupo de estudio, aprovéchala al máximo siendo parte de cada conversación que se de e interactuando con todos. No temas cometer errores. Tanto tu habilidad con la lengua como tus habilidades sociales mejorarán drásticamente una vez que dejes ir toda inhibición y te sumerjas en el aprendizaje.

3. Invertir en un buen diccionario

Cuando leía un libro solía encontrarme palabras que no comprendía y le pedía a mi padre que me las explique. A veces lo hacía pero también me alentaba a consultar un diccionario de inglés. Me decía que era el libro más importante que teníamos en la casa.

Tenía un diccionario Chambers bastante maltrecho y me mostraba cómo las palabras estaban ordenadas alfabéticamente y cómo buscar una palabra para poder leer su significado. Me explicó que un diccionario no se reduce a explicarte el significado de las palabras sino que, además, cuenta con guías de pronunciación, el origende las palabras, sinónimos (palabras con significados similares), antónimos (palabras con significados opuestos), ejemplos de oraciones y otra información extra.

¡Hay tanto para aprender en un diccionario!

Es por eso que invertir en un buen diccionario es una de las medidas más prácticas y beneficiosas que puedes hacer para mejorar tu inglés. Te sugiero que tengas uno a mano también una versión digital en tu teléfono para las consultas rápidas. Recurre a él cada vez que te cruces una palabra que no conoces.

También puedes usarlo para ampliar tu vocabulario. Elige una letra al azar y aprende una palabra o abre una página cualquiera y elige alguna palabra que te llame la atención.

Hasta puedes pensar en ejercicios divertidos. Elige cinco palabras al azar e intenta escribir una historia o un poema usándolas. No pretendas escribir algo perfecto sino que pon las palabras en papel y escribe oraciones lógicas y gramaticalmente correctas.

4. Encontrar modos divertidos de estudiar

En el instituto aprendimos la gramática y las bases fundamentales de la lengua pero aprender no se reduce a eso. Vimos películas para estudiar un texto, tuvimos muchas pruebas, jugamos juegos con los compañeros y completamos cientos de ejercicios y actividades divertidos.

Un enfoque innovador y creativo es esencial al aprender una lengua. La rutina constante de estudiar gramática o escribir ensayos no funciona con todas las personas. Todos deberíamos dividir las tareas al estudiar un tema difícil como lo es el inglés porque, si no, nos aburrimos y abandonaremos.

Hoy en día, la mayoría de los profesores utilizan algún tipo de material audiovisual en el aula. Aprender algo nuevo en forma de juego ha probado tener efectos maravillosos.

Como estudiante independiente, es algo fácil de lograr gracias a todas las herramientas de aprendizaje disponibles. Para comenzar, juega juegos por ti mismo o estudia con compañeros. Hazte el hábito de resolver crucigramas en inglés o tener una sesión de Scrabble con tu familia cada semana. También hay algunos juegos de palabras que puedes ver para sacar ideas.

Busca canales de YouTube que traten áreas que te interesen. Por ejemplo, si te gusta cocinar, sigue a un cocinero que hable en inglés y la próxima vez que busques la receta de un pastel, aprenderás algunas palabras en inglés.

¿Quieres asegurarte de entender cualquier vídeo en inglés? FluentU toma vídeos en inglés auténtico, como avances de películas, vídeos musicales, charlas inspiradoras y más, y los transforma en clases personalizadas de lengua.

como-aprender-ingles-2

Cada vídeo tiene subtítulos interactivos. Pósate sobre cualquier palabra y el vídeo se detendrá automáticamente para mostrarte una definición, una imagen y su pronunciación. Una vez que terminas de ver, encontrarás flashcards y ejercicios divertidos para asegurarte de que recordarás todo.

Es un modo muy entretenido de aprender el inglés que los hablantes nativos realmente usan.

Los vídeos están organizados por género y nivel así que encontrar los que quieres te será fácil. Puedes comenzar en el nivel principiante y seguir el recorrido FluentU hacia la fluidez. Lo mejor de todo es que puedes practicar donde sea con la app FluentU para iOS o la app FluentU para Android.

5. Escribir y actuar historias en inglés

Cuando era niña, uno de mis juegos preferidos era pretender ser otra gente y hablar con mi amigos imaginarios.

Durante las vacaciones, mis amigos y yo tomábamos turnos para recrear roles (actuar una escena específica) de nuestros personajes de ficción preferidos. Más adelante descubrí los juegos de rol como Dungeons & Dragons y la escritura colectiva. Del mismo modo, y como muchos, algunos de mis recuerdos preferidos de mi infancia tienen que ver con mis padres leyéndome historias antes de dormirme.

Mi amor por las historias me ayudó a escribir y narrar las mías propias. Esto estimuló mi imaginación y, además, me preparó para enfrentar presentaciones y entrevistas.

Cuando enseño a niños, a menudo los aliento a que hablen sobre sí mismo y las cosas que les gustan. Siempre están felices de que un adulto escuche sus puntos de vista. Y se ponen aún más felices cuando pueden ser tan dramáticos y enfáticos (expresivos) como quieran.

Puede que la narración y el aprendizaje de lenguas puedan parecer cosas totalmente distintas pero no lo son. Para poder tener fluidez en cualquier lengua, tienes que poder expresarte y comunicarte efectivamente. Así que intenta escribir tus propias historias en inglés e inclusive actuarlas y recrearlas. Crea un grupo de estudio en línea o en persona y reúnanse regularmente para recrear sus historias en inglés.

Quizás hasta puedas crear un personaje que sea el hablante seguro y carismático que te gustaría ser y practicar frente al espejo.

Aprovecha las actividades en equipo. Podrías pensar en unirte a un grupo de teatro local para desarrollar tu lenguaje corporal y tu expresividad.

6. Leer lo que me gustaba en inglés

como-aprender-ingles-2

Siempre me encantó aprender y explorar por mí misma. A menudo leería capítulos antes de que los veamos en clase y me gustaba leer más cosas para tener una perspectiva más amplia del curso. Durante mis años de escuela secundaria, cuando comencé a enfocarme en mi escritura con seriedad, leía libros sobre técnicas de escritura creativa y académica y libros para adquirir vocabulario como “30 Days to a More Powerful Vocabulary.”

De manera similar, mi amor por la lectura me ayudó a adquirir vocabulario naturalmente y a construir mejores oraciones. En cuanto al diálogo de ficción, podía entender los matices más sutiles de la conversación en inglés. Y, al leer literatura de no ficción, aprendí muchísimos hechos y cifras y a utilizarlos adecuadamente en inglés.

Por supuesto, no todo el mundo es tan ratón de biblioteca como yo. Pero encontrar material en inglés que te gusta leer es fácil y mejorará tu habilidad de comprensión de un modo agradable.

Por ejemplo, no es necesario comenzar con novelas largas. ¡Prueba con cómics o libros divertidos!

También puedes pensar en leer libros para niños en inglés para comenzar. Si quieres algo corto pero más maduro, ten en cuenta estas historias cortas simples en inglés.

Ya sea que seas un hablante de inglés principiante o avanzado, encontrar material de lectura interactivo no es difícil. Muchos sitios web educativos ofrecen actividades de comprensión que puedes leer y practicar gratis.

Recuerda, si puedes adquirir el hábito de la lectura, será un beneficio para todos los aspectos de tu vida.

7. Sumergirse en inglés

Lo que he aprendido con el paso de los años es lo siguiente: si de verdad quieres dominar algo, tienes que sumergirte en ello (o sea, rodearte y absorberlo por completo).

No me volví experta en inglés en un día. Me tomó años. Y no fue solamente el resultado del instituto, el apoyo de mis padres y las técnicas que mencioné. La inmersión en inglés tuvo un rol principal en mi camino a la fluidez.

Recuerdo sintonizar la BBC por las tardes para estar actualizada con las noticias del mundo y, sin haberlo anticipado, mejoré mi propio acento y pronunciación al escuchar con atención a los presentadores de noticias. Del mismo modo, leer periódicos en inglés a diario me ayudó a escribir reportes y expresarme con claridad. Las clases de historia del instituto ponían el foco en la civilización occidental y, antes de darme cuenta, estaba bastante al tanto de la cultura inglesa.

como-aprender-ingles-2

Por último, cuando mis padres se aburrían de mi demanda constante de libros de cuentos, me anotaron en la biblioteca local del British Council. Leía un libro por semana y participaba de eventos y talleres que me ayudaron a desarrollar mis habilidades sociales, de habla y de escritura en inglés.

Al pensar en esos días, me doy cuenta de que no hacía todas estas cosas para aprender o mejorar mi inglés sino que dominar la lengua fue una consecuencia de mi curiosidad por el mundo y por rodearme con material en inglés.

como-aprender-ingles-2

La inmersión en inglés puede ser tan efectiva y fácil para ti también. Para comenzar, tanto la BBC como el British Council tienen contenido útil para aprender en sus sitios web y puedes acceder gratuitamente.

Intenta pensar en la inmersión en inglés como un proceso orgánico (que crece naturalmente). No la pienses como una actividad que forma parte de tu rutina de estudio. Mira programas de TV en inglés o películas en inglés en tu tiempo libre, primero con subtítulos y luego sin activarlos. Escucha canciones de bandas que canten en inglés y presta atención a la letra. Descubre el increíble mundo de los podcasts en inglés.

Descubrir las técnicas que mejor van contigo es tu tarea.

 

Nada puede detenerte en el camino del aprendizaje si estás comprometido. Con Internet tan a mano, hay toneladas de material educativo gratuito y disponible. Así que, incluso si estás teniendo dificultades para aprender, no pierdas las esperanzas y pon todo tu esfuerzo.

Puede que te tome un poco de tiempo pero, cuando lo haces, lograrás todo lo que deseabas. Pronto podrás transmitir tus propios consejos a los otros cuando te pregunten cómo aprender inglés.


Archita Mittra es una escritora, periodista, editora y profesora freelance. Puedes echarle un vistazo a su blog o contactarla por consultas educativas o profesionales.

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.