como-aprender-a-hablar-ingles

Cómo aprender a hablar inglés con humor

¿Por qué la gallina cruzó la calle?

¡Para saber cómo aprender a hablar inglés!

Bueno, quizás el chiste no sea así. En realidad es: ¡para llegar al otro lado!

Este es uno de los chistes más famosos del inglés. Quizás no te haga reír a carcajadas (¡ni siquiera es gracioso!), pero, si lo entiendes, estarás un paso más cerca de hablar en inglés como un nativo.

Si entiendes chistes en inglés, quiere decir que no solo comprendes las palabras, sino la cultura misma. ¡Y eso es muy importante!

A todos nos gustan los buenos chistes. Sin embargo, cada persona tiene un sentido del humor distinto, por lo que no todos los chistes te harán reír. Diferentes gustos, culturas y referencias a la cultura popular pueden hacer que el humor sea difícil de entender.

Hay ejemplos de humor en todas partes. Tómate el tiempo para entender no solo las palabras, sino lo que las hace graciosas.

A continuación, encontrarás algunos tipos de humor para pasarlo bien. Como dice una expresión en inglés, “they’ll tickle your funny bone” (¡te harán reír a carcajadas!).

5 métodos graciosos para saber cómo aprender a hablar inglés con comedia

Learn a foreign language with videos

Sitcoms

Quizás ya hayas visto sitcoms. La palabra “sitcom” viene de la combinación de dos términos: situation (situación) y comedy (comedia). Puedes reconocer los sitcoms por la pista de risas que suena cada vez que pasa algo gracioso.

En los sitcoms aparecen personajes en un entorno compartido (como una casa o una oficina) haciendo cosas graciosas. Algunos ejemplos de sitcoms populares que probablemente conozcas son Friends, How I Met Your Mother y That ‘70s Show. Hay muchos sitcoms con diferente sentido del humor, por lo que encontrarás algo que te guste y puedas entender.

Los sitcoms responden muy bien a la pregunta de cómo aprender a hablar inglés debido a que muestran conversaciones y situaciones cotidianas. Estos programas añaden comedia a situaciones comunes y en ocasiones, sirven para ver las cosas desde un punto de vista diferente.

En su esencia, los sitcoms muestran cómo los personajes interactúan entre sí y la manera en la que lidian con el mundo. Incluso Friends tiene algunos momentos serios entre todas las risas, tal como este momento dramático entre Rachel y Ross, o la vez que Phoebe dio en adopción a sus trillizos.

Los sitcoms también ayudan a identificar chistes con la pista de risas. Si escuchas risas y no sabes por qué, ¡es porque te perdiste de algo gracioso! Los personajes de los sitcoms hablan rápido. Si tienes problemas para seguir el diálogo, mira los programas en un servicio de streaming como Netflix o Hulu, donde puedes ver la parte que quieras varias veces con subtítulos.

Comedia en vivo

Como su nombre lo indica, la comedia en vivo consiste en un comediante que cuenta en vivo sus chistes.

Por lo general, esta es la clase de chistes que le contarías a un amigo. En estos shows, los comediantes hablan sobre situaciones cotidianas, como las relaciones, los chequeos de seguridad en el aeropuerto y los vídeojuegos.

La comedia en vivo y los sitcoms son muy parecidos: en ambos verás personajes que llevan a cabo una rutina graciosa en frente de un público. Incluso algunos comediantes famosos han creado sus propios sitcoms, como Louis CK. En el caso del sitcom Seinfeld, el comediante Jerry Seinfeld presenta un show de comedia en vivo antes de cada episodio.

Por lo general, la comedia en vivo es más deliberada que los sitcoms. Los comediantes eligen cuidadosamente sus palabras y preparan al público para los chistes con mucha información. También manejan el ritmo de su conversación e incluso hacen pausas para que el material sea más gracioso. El comediante británico Russell Brand, quien se caracteriza por su energía, maneja el ritmo de su conversación cuando hace rutinas de comedia en vivo.

Muchos comediantes toman cosas comunes y las examinan desde una perspectiva diferente, lo cual las hace graciosas. Estas son cosas que quizás te pasan a diario o que probablemente no hayas notado antes.

Por ejemplo, en este vídeo, Steve Hofstetter habla sobre la diferencia entre perros y niños. Cuando él dice: “Deberías saber la diferencia entre perros y niños”, no esperas a que siga con: “Los perros son mucho más listos que los niños”.

¡Incluso puedes escribir tu propia rutina de comedia! Piensa en algo que hagas todos los días, tal como una experiencia reciente o algo que sea importante para ti. Puede tratarse de compras, limpieza, niños, un nuevo teléfono, gatos, etc. Cualquier tema sirve, siempre que el público lo comparta y entienda.

Una buena rutina debe tener algunas oraciones de “preparación” para darle al público una pista del chiste. La última frase que digas debe ser el chiste en sí, es decir, lo más gracioso y lo que hace que la gente se ría.

Trata de examinar tu tema desde diferentes puntos de vista o muestra una reacción exagerada.

Este es un ejemplo excelente de un comediante que convierte algo aburrido (un número equivocado) en una situación divertida cuando hace algo inesperado.

Anécdotas

En ocasiones, los comediantes usan anécdotas en sus rutinas en vivo.

Todos tenemos historias graciosas. Y quizás ya tengas práctica contando tus anécdotas, ya que siempre hacen reír a la gente. Probablemente no haya sido gracioso cuando pasó, pero al recordarlo, le encontraste el chiste.

Por lo general, las anécdotas se cuentan en tiempo presente para ayudar al público a sumergirse en la historia. Por ejemplo, Anne Hathaway empieza su anécdota con las palabras: “Entonces, estoy en esta fiesta…”.

Puedes encontrar buenas anécdotas en los programas nocturnos, tal como en el que estaba Anne Hathaway. Estos programas invitan a celebridades para que hablen sobre sus próximos shows y compartan sus historias.

Puedes encontrar muchos vídeos de programas nocturnos como The Tonight Show Starring Jimmy Fallon y Late Show with David Letterman en YouTube.

Piensa en una de tus anécdotas divertidas. ¿Puedes contarla en inglés? Busca nuevas palabras para contar la historia de la misma manera como lo harías en español. ¡Ahora tienes algo interesante para contar cuando estés con tus amigos!

Juegos de palabras

Los juegos de palabras son chistes sobre los diferentes significados y sonidos de las palabras.

Muchas veces, estos chistes son tan malos que, en vez de hacerte reír, ¡te hacen voltear los ojos! Pero, ¡algunos son tan malos que en realidad son buenos! Este es un ejemplo de un juego de palabras en inglés:

How do you count cows? With a cowculator!

Por supuesto, lo correcto sería calculator, pero ya que la palabra “cow” (vaca) suena como “cal”, se convierte en un chiste. Este es otro juego de palabras de the Laugh Factory:

Un profesor de inglés les pidió a sus estudiantes que usaran la palabra “beans” (frijoles) dentro de una oración.

Una niña dijo: “My father grows beans” (Mi padre cultiva frijoles).

Un niño dijo: “My mother cooks beans” (Mi madre cocina frijoles).

Y otro chico se levantó y dijo “We are all human beans!” (¡Todos somos frijoles humanos!).

El chiste es que la palabra “beans” suena parecido a “being” (ser) cuando la dices en voz alta.

Si puedes entender esta clase de chistes o hacer uno por tu cuenta, ¡quiere decir que dominas muy bien el vocabulario del inglés! Para jugar con las palabras, tienes que conocer y entender muchas de ellas.

También puedes encontrar en YouTube muchos vídeos con juegos de palabras. Este es un ejemplo donde Evan Edinger trata de decir todos los juegos de palabra que puede en un solo vídeo (¡él habla rápido!). Este es un vídeo increíble de una canción con muchos chistes de verduras. ¿Cuántos chistes puedes encontrar?

Parodias

Las parodias se encuentran entre los sitcoms y la comedia en vivo, y son escenas cortas y divertidas que generalmente se burlan de la cultura popular. Las parodias pueden estar basadas en un guion o ser totalmente improvisadas.

Por lo general, las parodias se hacen con unos pocos comediantes que asumen varios papeles.

Saturday Night Live es un programa famoso por sus parodias. Ten cuidado, ¡hay lenguaje ofensivo en el vídeo! Stephen Fry y Hugh Laurie, famosos por la serie House MD, eran integrantes de un equipo que hacía parodias hace muchos años. Portlandia es un programa de televisión donde solo hay parodias.

Usualmente, en estos actos se toma un tema y se exagera hasta el punto de lo ridículo. ¡Las parodias pueden ser una actividad grupal realmente divertida! Y responden muy bien a la cuestión de cómo aprender a hablar inglés.

Prueba el siguiente ejercicio la próxima vez que estés con tus amigos y quieras practicar tu inglés: ¡Haz una parodia improvisada!

Empieza con el lugar y la trama. Un ejemplo puede ser: esperar un autobús en la lluvia. Después elige un personaje para cada uno de tus amigos y empieza a actuar. ¡Mira cómo reaccionan! Quizás te sorprendas de cuán creativos y divertidos pueden ser tus amigos.

Si tienes problemas para seguir con el diálogo, puedes poner algunas reglas básicas como “solo se pueden hacer preguntas” o “todas las oraciones deben empezar con la letra A”. Mira cuánto tiempo puede durar tu parodia. ¡Quizás debas detenerte porque la risa no te deja continuar!

El humor y las risas están en todas partes. Y si sabes apreciar el mundo, descubrirás que todo puede ser gracioso.

Añade alegría a tu aprendizaje de inglés con algunos chistes. Así sabrás cómo aprender a hablar inglés mientras aprendes un poco sobre la cultura inglesa.

¡Si te gustó esta publicación, algo me dice que te encantará FluentU, la mejor manera de aprender inglés con videos de la vida real!

¡Regístrate gratis!

Comments are closed.